Archivo por meses: febrero 2017

Noaren ultzera okularra

Inoiz izan duzue ultzera okular bat? Eltxo bat inoiz sartu bazaizue begian, edo hondartzako hondar pixka bat, horrek eragozten duenaren ideia arina izango duzue. Nola ez dute itxiko begiak gure lagun gixajoek?

Gure animalia begia ixten duenean, hark ultzera bat izatea posiblea da

Ultzera bat, kornean zauri bat da. Eta nola bereizten dugu ultzera bat edo konjuntibitis bat den? Oso erraz. Fluoreszeina test bat erabiltzen dugu. Kartoizko tira txiki bat begian sartzen da eta ultzera bat baldin badago, hau berde kolorez tindatuko da. Ezer ez bada tindatzen, konjuntibitis bat dela pentsa dezakegu.

Gure noa eta fluoresceina testa

Gure noa eta fluoresceina testa

 

Zergatik izan dezakete ultzera okularra?

Haibat kausa daude, adibidez:

Gorputz arraro bat; zerbait begian sartzen zaio eta ultzera bat egiten dio. Udan adibidez buru edo espiga ugari ateratzen ditugu!

Animaliaren betileak edo ileak; etengabe urratzen duten ileak. Kasu hauetan zauria sendatzeaz gain gehitutako arazo hori konpondu behar izango dugu,bestela ileek urratzen jarraitzen badute, arazoak itzuliko da eta.

Birusak; bai, bai, birusek ere bai ultzerak eragiten dute. Katuetan adibidez herpesbirusa mihian ere bai ultzerak eragiten ditu.

Airearekiko esposizio gehiegikeria:  Hau gertatzen da betazalek ez dutenean begi osoa eztaltzen. Adibidez begiak irekiekin lo egiten dutenean, anestesia baten ondoren..

Soluzioak?

Korneako zauri bat sendatzeko behar izango dugu:  mina kentzea, infekta dadila saihestea (edo infektatuta badago antibiotiko jartzea).. Ultzera batzuk aste batean sendatzen dira tantak begietan emanez eguneko hainbat aldik eta beste batzuk hilabeteak tratamendu batekin behar izango dute, edo kirurgiak behar dituzte.. beraz kasu bakoitza erabat desberdina da. Veterinaria Salburua-n benetan hainbat teknika menderatzen ditugu, eta beharrezkoa bada Visualvet, Portugaleten dagoen zentro espezializatu batera bidaliko dugu zuen lagun mina.

Begiko zauria kroniko edo korapilatsuak sendatzeko behar izango dugu kornea lubrikatuta egotea, horretarako tantak emango ditugu, baina kasu batzuetan animaliaren betazala itxi behar izango dugu puntuen bitartez, lubrifikatuta manten dadila eta lehenago senda dadila.

Puntuen bitartez betazala itxi, horrela haze mantenduko da

Puntuen bitartez betazala itxi, horrela haze mantenduko da

Edozein zalantzatarako 945009009ra dei diezagukezue. Begiak zuen lagunari min ematen diola nabaritzen baduzue ez ezazue denbora gehiago itxaron. Hura zenbat eta lehenago ikusi min gogaikarri horretatik libratu ahal izango da.

Itxaroten dizuegu!

 


Itxusi, la gata abuelilla

 

Esta es mi gata, la que me entiende sólo con mirarme. ¿Alguna vez habéis pensado eso de vuestro gato? Pues eso creo yo de mi gata abuelilla, y es que nadie ha vivido a mi lado más años que ella, ni siguiera mis padres ¿Queréis conocer su historia? Entonces quedaos por aquí.

Uno de sus sitios favoritos en casa: en una silla del salón

Uno de sus sitios favoritos en casa: en una silla del salón

Durante una temporada viví en La Vileta, un barrio de Palma de Mallorca, tranquilo, con sus casas antiguas y sus patios interiores para estar fresquito en verano. El jardín de casa tenía un muro alto invadido por la hiedra, una palmera y un limonero que nos daba limones riquísimos para hacer limonada fresquita. Además teníamos dos gatos (Achís y Gosu) y un agapornis papillero (el rey de la casa en ese momento) Un día escuchamos un maullido lastimero, buscamos entre la buganvilla, debajo del limonero, debajo de los coches ¿Adivináis de dónde venía? Entre la hiedra apareció una gatita delgada y feucha, con un maullido tan suave que casi no se le escuchaba. ¡Qué asustada estaba!¡ Pobre enana! Le dimos de comer y beber y pensamos en llevarla al día siguiente al centro de protección, donde le buscarían una buena casa.

Pero….. ¿Quién iba a querer una gatita tan fea?

Ese mismo día nos enamoró, me acuerdo del momento exacto en que pensé: “Nos la quedamos” Fue cuando vi cómo jugaba con la cola de Achís, el estaba tumbado en el suelo, y con su santa paciencia aguantaba que esa cosita enana le cazara el rabo una y otra vez.

Desde entonces han pasado casi 19 años.

Ella nos acompañó en dos mudanzas en Mallorca, y ya en Vitoria siguió a mi lado. Me lamió las lágrimas cuando mi novio me dejó. Durmió a mi lado en el sofá, en mi cuello, hasta que tuve fuerzas para volver a usar aquella cama tan grande.  Cuidó conmigo de Moco hasta el último momento, hasta el día en que le dormí en el sofá de mi casa. No se separó de él en cuatro días, y cuando se apartó de su lado… supe que el momento de despedirse había llegado.

Itxusi y Moco, inseparables durante 16 años

Itxusi y Moco, inseparables durante 16 años

También estuvo conmigo cuando dormí a mi perra Bizi, las tres dormimos en el suelo de la jaula aquel día. Siempre a mi lado, silenciosa, perezosa…sin pedir nada a cambio más que unos mimos. Así es mi Itxusi.

Hace dos años que le diagnosticamos un problema renal, es muy frecuente en gatos mayores que los riñones ya no les funcionen bien. Con una comida especial, medicación y haciendo controles de sangre y ecografías cada pocos meses conseguimos que esté bien. Espero tenerla a mi lado unos añitos más, porque están buena…

Podréis verla paseando por la clínica, hace ya 5 años que vive aquí.

Sus tías (Gabi, Nagore, Goiatz, Oiane y Amaia) cuidan de ella. Le dan su medicación y sobre todo cariño. Porque desde que Moco no está (va a hacer ya dos años) nos persigue por la clínica. A veces hasta sale a la sala de espera a saludar. Ahora ya sabéis por qué la tenemos tan consentida y la dejamos ir a su aire, porque después de toda una vida se lo ha ganado. Y además de nosotras, también algunos clientes nuestros la miman, como Belén que le regaló un juguete chulísimo y Amaia que le ha comprado una manta calentita para eche la siesta a gusto. Si tenéis la suerte de tener una gata abuelilla como Itxusi, os felicito y animo a que nos lo contéis.

¿Hay algo mejor que una caja de cartón? Una caja de cartón con una manta suave y caliente

¿Hay algo mejor que una caja de cartón? Una caja de cartón con una manta suave y caliente

 


Max juguete

Jugando con perros II: juguetes de inteligencia

En los últimos meses, vuestros perros han aprendido a estar entretenidos usando su nariz, y se lo hemos puesto algo más difícil escondiendo premios tanto en juguetes caseros como en kongs. Llega la hora de la verdad, la hora de demostrar que nuestro perro es un auténtico Einstein del mundo perruno: los juguetes de inteligencia.

Con los juguetes de inteligencia debemos tener en cuenta varias cosas: primero, que aúnan tanto el olfato como el uso del cerebro, ya no basta simplemente con buscar. Segundo, que existen diferentes niveles, y como siempre, poner juegos demasiado difíciles frustrará a nuestro perro, aún más con estos juguetes. En el mercado existen diferentes juguetes y niveles. Los más conocidos son los de Nina Ottosson, que además vienen ya regulados por niveles. Los de plástico son fáciles de limpiar y de mantener, aunque debemos recordar jugar siempre con ellos bajo nuestra supervisión.

Max trilero

Uno de los juegos más sencillos a los que podemos jugar, de nivel 1, consiste en el juego del “trilero”, del que además podemos hacer una versión casera. Basta con coger unos vasos de plástico y hacerles unos agujeros para que el perro pueda oler la comida de su interior.  Ponemos premios en los agujeros o en el suelo. En primer lugar, no los tapamos aún, para que el perro entienda donde estará la comida. Posteriormente, vamos tapando algunos premios, para que el perro tenga que descubrir como sacarlos. Puede volcarlo con la pata, coger el vaso con la boca… Solo tenéis que vigilar que no lo rompa. Cuando ya sea hábil en sacar la comida, lo que haremos será poner comida debajo de solo alguno de los vasos.

Summer trilero

¿Queréis participar aún más en el juego? Coged 3 vasos, sentad a vuestro perro en el suelo delante vuestro, y mostradle como ponéis un cacho de comida debajo de uno de los vasos. Cuando toque ese vaso, lo levantáis para que pueda coger el premio. Repetidlo unas cuantas veces, y después moved los 3 vasos antes de permitir que vuestro perro intente deciros donde está el premio. Si toca uno que no es, levantadlo para que vea que ahí no está el premio, y dadle la oportunidad de volver a intentarlo. Con estos trucos, ¡podéis convertiros en los reyes de todas las fiestas!

Los juguetes de niveles de dificultad superiores requieren varios movimientos diferentes para conseguir el premio: por ejemplo, tienen que tirar de una cuerda para sacar una pieza, y después girar otra parte para llegar a acceder al premio. Casi siempre los juegos incluyen instrucciones sobre como jugarlos, pero por si acaso, recordad: poco a poco, y evitad que el perro se frustre. Si tiene que hacer 3 movimientos diferentes, empezad solo por el último, después añadid el paso anterior, y cuando ya controle esos dos, añadid el último.

Con todos estos juegos, ¡ya no tenéis escusa para no mantener entretenido a vuestro perro todo el invierno! Si tenéis cualquier duda, podéis preguntar por mi en la clínica, estaré encantada de ayudaros a jugar con vuestros amigos de cuatro patas de la forma correcta.