Archivo por meses: abril 2019

Nuestro Ken

Hola a tod@s! El mes pasado os hablé del caso de Ken, pero como se que muchos no entendéis Euskera y quiero que todos conozcáis su historia este mes he querido contarla en castellano.

Ken es un precioso y simpático Setter Inglés. Y cuando digo nuestro.. está mejor que dicho. Ya que es el perro de Janire, nuestra atv 😉 Quiero contaros esta historia para que quede constancia de que muchas veces pueds ocurrirles cosas a nuestros animales y no llegamos nunca a conocer el motivo del por qué les ha ocurrido.. Ya nos gustaría saber siempre que les pasa y por qué les ha pasado pero eso es algo que no está en nuestras manos y aunque hagamos todo lo posible por saberlo puede que nunca lleguemos a conseguirlo.

Ken llegó a la clínica el dia 23 de Noviembre. su dueña Janire lo trajo a la clínica muy preocupada. Como Marisol estaba en consulta en ese momento yo misma me dispuse a  hacerle la primera revisión. Janire contaba que ya en casa, Ken se había caído del sofá, y que al bajarlo a la calle también había caído por la escalera. Como es muy dormiloncete no le había dado mucha importancia pensando que podía haber sido porque estaba muy adormilado. Pero ya en la calle Ken cayó al suelo y estuvo unos segundos sin poder levantarse. Eso ya no era nada normal.. y por eso lo había traído corriendo a la clínica.  Lo primero de lo que me di cuenta es que tenía las mucosas bastante pálidas, y mostraba descoordinación. Le realizamos un electrocardiograma que fue normal. Ken padece una enfermedad cardíaca, que aunque está controlada, pensamos que quizá podía haber sido el motivo de esas caídas, pero todos los valores cardíacos eran correctos. También le realizamos unos análisis de sangre que fueron completamente normales. Se quedó en la clínica hasta la noche con fluidoterapia y enseguida empezó a recuperar el color, Janire se lo llevó a casa.

Al día siguiente Ken estuvo en el pueblo y no ocurrió ningún incidente pero el domingo empezó a tener una diarrea hemorrágica espantosa. Janire lo volvió a traer a la clínica y Marisol vino rápido a verle. Se le volvieron a realizar análisis tanto de heces como de sangre pero todo parecía normal. Volvieron a ponerle suero y a la noche volvió a casa con un poco de medicación para la diarrea.

IMG_2794

Lunes. Janire lo trajo a la clínica porque la diarrea continuaba y no veía bien a Ken. Estuvo toda la mañana con nosotras pero ese mismo mediodía empezó la odisea. Ken no se levantaba, se hacía cacas encima y estaba empezando a tener un color amarillento.. volvimos a realizarle unos análisis y bingo, ahora sí, marcaban  unos valores hepáticos nada buenos y una caída severa de la glucosa. Qué estaba pasando? Decidimos que Ken necesitaba de cuidados intensivos por eso le remitimos a Indautxu, el hospital veterinario en Bilbao.

Ken pasó 2 días en Indautxu. Hubo sospecha de leptospira, una enfermedad infecciosa que podría dar estos síntomas pero la prueba fué negativa. Finalmente se le diagnosticó una colangio hepatitis infecciosa, la causa? Nadie la sabía.. ni la hemos llegado a saber a día de hoy.

Gracias a los cuidados de Janire que pasó día y noche junto a él, nuestros cuidados y la acción de los fármacos Ken empezó a mejorar. Tanto tanto que ya casi está perfecto. En la última ecografía el hígado ya parece casi normal.

IMG_2832

Que ocurrió? Las únicas sospechas son que pudo ingerir algún tóxico o algo por la calle en mal estado.. pero no sabemos la causa exacta de por qué le ha ocurrido esto a Ken.

Espero que os haya gustado la historia. Ésta vez ha tenido un final feliz, y Ken está así de contento 🙂

ken mini

 


El respeto en el paseo

Pasear con nuestro perros es una actividad de la que nos gusta disfrutar a las dos partes, perros y humanos.No obstante, en algunos casos los paseos pueden dejar de ser algo agradable, e incluso convertirse en una pesadilla. Por eso desde este blog, queremos recordaros a todos algo muy importante cuando paseamos con nuestros perros: el respeto.

Debemos tener mucho cuidado en los parques caninos, no todos los perros tienen porqué llevarse bien con todos, o puede haber diferencias de tamaño que creen situaciones peligrosas.

Debemos tener mucho cuidado en los parques caninos, no todos los perros tienen porqué llevarse bien con todos, o puede haber diferencias de tamaño que creen situaciones peligrosas.

A todos nos encanta ver a nuestros perros correr y jugar con otros, pero no todos los perros disfrutan de esta actividad. Ya sea por miedo, porque tienen alguna dolencia física, o simplemente por su edad, algunos perros tratan de evitar los juegos con otros, e incluso pueden no querer saludar a otros perros (todos tenemos algún mal día, ¿verdad?). Por eso, llevemos a nuestro perro atado o suelto, lo ideal es que al ir a acercarnos a otro perro, preguntemos antes a su dueño. El es el que mejor conoce a su compañero, y el que podrá ayudarnos a que el encuentro acabe de la mejor forma posible. Quizá nos diga que pueden saludarse, pero no jugar porque es mayor y la artrosis hace que le duela la espalda. O quizá su perro tenga miedo de otros perros, y nos agradezca muchísimo que no nos acerquemos y que puedan disfrutar del paseo en calma. No hay nada más estresante que salir a pasear con tu mejor amigo sabiendo que le asustan los otros perros, y tener que pasar todo el paseo alerta por si un perro se acerca sin avisar.

Un paseo puede ser un gran momento de unión para todos los miembros de la familia.

Un paseo puede ser un gran momento de unión para todos los miembros de la familia.

Por esto es también muy importante que si queremos soltar a nuestro perros, tengamos trabajada una buena llamada, que nos permita controlarle y evitar que se eche encima de otros perros sin nuestro control. Muchos perros que comienzan acercándose a otros solo para jugar, al llevarse demasiados gruñidos (o incluso mordiscos) acaban teniendo miedo, y teniendo que evitar a otros perros. Todo ello, simplemente por permitirle acercarse a otros sin ningún control, y sin saber como lo recibirá el otro perro. Si no logras que tu perro venga cuando le llamas, te animo a acercarte a alguno de los talleres que imparto en la clínica, o a una clase particular conmigo. Verás como con un poco de trabajo, pronto conseguirás que tu perro acuda siempre que lo llames.

 


1