Archivo por meses: octubre 2019

Perros PPP

Categoría: blog.

Seguro que alguna vez habéis oído este término. Perros PPP. Pero a que se refiere? Que tipo de perros son los calificados como PPP? Que tenéis que hacer si tenéis un perro catalogado como PPP? Con este blog voy a intentar resolver vuestras dudas.

Desde un punto de vista objetivo, los perros PPP o potencialmente peligrosos, son aquellos perros que por sus características físicas, si atacasen, serían capaces de hacer graves lesiones a otros animales o a humanos. Pero esto no quiere decir, bajo ningún concepto, que sean más propensos al ataque.

De hecho pueden ser de lo más amorosos.. 🙂

Sobre el tema legal, si leéis el documento oficial del BOE respecto a los animales potencialmente peligrosos os pueden surgir varias dudas. En él, nos indica que las razas que nombro a continuación o las que incluyan las siguientes características son consideradas razas de perros PPP. Adjunto:

  • Pit Bull Terrier ,Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.
  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Hasta aquí la teoría. Ahora vamos a la práctica. Debéis saber, que depende de en que comunidad autónoma viváis las razas catalogadas como PPP pueden variar, por lo tanto, una raza que aquí puede no ser considerada  PPP, si puede serlo a unos pocos kilómetros.

Si os fijáis en las características de los perros que pueden considerarse perros PPP, hasta un Golden Retriever podría serlo, ya que la ley nos dice que no hace falta que un perro cumpla todas las características arriba indicadas, tan solo con que se cumplan unas pocas ya podría integrarse esa raza en el listado de PPPs . Curioso verdad? Como podéis observar esta ley no está del todo clara ni mucho menos…

Volvemos al tema legal. Si habéis adquirido una raza PPP o ya teníais un perro que ahora es considerado PPP debéis saber lo siguiente. Necesitareis ir a sacaros primero un reconocimiento médico, en el que indique que sois plenamente capaces de tener a vuestro cargo un perro potencialmente peligroso. Con ese reconocimiento tendréis que acudir al centro de protección animal en el que se os hará firmar un documento certificando que no tenéis causas penales pendientes o problemas con la ley, y que pueden corroborarlo si lo necesitan. Si todo está bien se os facilitará una licencia, la cual hay que renovar cada 4 años y volver a hacer el  mismo proceso.

En cuanto al perro, tendréis que pasar por un centro veterinario en el que después de hacer una revisión al animal, os facilitaremos un certificado para perros PPP indicando su estado general, si tiene pulgas o garrapatas, si están las vacunas al día, etc. Con este certificado en el centro de protección animal os darán el carnet del perro. (Si, si, tienen un carnet propio, con su nombre y su raza).

Y si os parecía poco todo este papeleo aun hay más. En realidad, para mi, el paso mas importante, y el que en mi opinión todos los perros deberían tener. Un seguro obligatorio. Con él, estaremos cubiertos en el caso de que el perro muerda a otro perro, a un humano, o simplemente provoque un accidente de coche cruzando por una carretera.

Dando un agradable paseo por la nieve

Después de toda esta charla legislativa con todo lo que debéis hacer si tenéis un perro PPP, os planteamos un debate.

¿Estamos ayudando realmente en algo a estas razas? ¿Os parece que un perro que debe pasear toda su vida con una correa de menos de un metro y un bozal, puede relacionarse adecuadamente en la calle con otros perros o con otros humanos? ¿No creéis que estamos ayudando a que estas razas sean cada vez menos sociables y favoreciendo que su carácter sea peor o incluso más violento? ¿No sería mejor una ley que regule mejor la tenencia de perros en general? ¿Qué medidas creéis adecuadas a nivel de legislación? ¿Puede que estos trámites tan complejos provoquen que aumenten los abandonos de los perros PPP?


Turismo con perro

Cuando llegan las vacaciones, los que compartimos la vida con un perro siempre tenemos las mismas dudas si vamos a viajar: ¿nos lo llevamos, o se queda con algún amigo/familiar o en una residencia? En septiembre participé en el europeo de dogfrisbee en Italia, y aprovechamos para hacer una semana de turismo por la zona. Aprovecho nuestra experiencia para daros algunos consejos si estáis pensando en viajar con vuestro perro.

Taimi no os lo contará, pero ha visto sitios preciosos, como Florencia. Aunque ella no parece muy impresionada por las vistas.

Lo primero a tener en cuenta es a donde viajamos, y los requisitos de la zona en cuanto a vacunas, desparasitaciones, … No queremos darnos un susto y que no dejen entrar a nuestro perro una vez lleguemos a destino. Si tenéis dudas podéis concertar una cita en Veterinaria Salburua y nos encargaremos de que todo esté en orden.

Es importante cuando decidamos el destino, que pensemos también en nuestro perro, y si es el destino más adecuado para él. Nosotros tenemos 3 perros, pero solo nos ha acompañado Taimi. Nuestra otra hembra, Summer, es una perrita rescatada con bastantes miedos, y que no lleva bien los cambios. Por eso cuando viajamos no suele acompañarnos salvo caso de fuerza mayor: prefiere quedarse en la residencia de confianza y comerse a besos a sus cuidadores. Max es nuestro veterano, y ya con 10 años empieza a acusar un poquito la edad. En nuestro último viaje de fin de semana nos pareció que se resentía de las horas de transportín en el viaje, y en este caso, iban a ser muchas más, por lo que optamos por que se quedara en casa. A pesar de que ajustamos el turismo para visitar pueblecitos de la toscana, y zonas más tranquilas, también queríamos visitar Florencia, Siena o Bolonia, que son ciudades con más movimiento. Y aunque físicamente no íbamos a hacer rutas de montaña, si teníamos idea de andar bastante cada día recorriendo los pueblos y ciudades. La verdad es que una vez realizado el viaje, no me arrepiento de haberle dejado descansando en casa: creo que el viaje, las caminatas y las aglomeraciones en ciudad hubieran sido demasiado para el, no hubiera disfrutado nada.

Parada para beber y descansar

 

Taimi sin embargo si que ha disfrutado de nuestro viaje. Es una perra a la que le encantan los mimos, la gente, y que físicamente está muy bien preparada, por lo que disfrutó de las caminatas. Aún así es importante hacer paradas cada poco tiempo, ya que el cansancio físico y mental se acumula, y necesitan descansar para procesar todo lo que ven. Nosotros alternamos los días con más movimiento con días más tranquilos, para que tuviera tiempo a descansar. Llevábamos siempre con nosotros una mochilita con sus cosas: un bebedero, algo de comida, un bozal por si nos lo pedían en alguna zona, y una botella de agua. Recomiendo usar agua embotellada en los viajes: que el agua de las fuentes sea potable para los perros de la zona, no quiere decir que a tu perro, acostumbrado a un agua diferente, no vaya a sentarle mal. Y nada estropea más un viaje que un perro con diarrea, o tener que hacer una visita urgente al veterinario.

Sobre con información en caso de accidente, en castellano e inglés.

Otra recomendación que os hago, es que llevéis en el coche junto a vuestro perro algo de información en caso de emergencia. Si hay un accidente y os separan, o no tenéis posibilidad de dar información, nunca está de más tener una nota con algunos teléfonos de contacto, como proceder si el animal está herido, y si toma alguna medicación.

En Castiglione del Lago, junto al lago Trasimeno, permitían a los perros entrar al museo y al recinto amurallado, ¡Gran iniciativa!

Tened en cuenta además que viajando con perro, no os dejarán entrar en las catedrales, las galerías de arte… Es un turismo más bien de callejear, de perderte por las calles de las ciudades, de comer en las terrazas y observar la vida de las ciudades y los pueblos a tu alrededor, … A nosotros nos ha encantado, repetiremos seguro.