Aprende a jugar con tu perro

  • 0
Cachorro botella

Aprende a jugar con tu perro

Ahora que el mal tiempo ha llegado para quedarse, muchas veces nos impide realizar las actividades habituales con nuestros perros. Los paseos se acortan y la actividad se reduce, y esto deja a muchos dueños intranquilos porque sus compañeros no tienen la actividad necesaria. Lo que la mayoría no sabe, es que existen actividades “de interior” que son muy beneficiosas para nuestros amigos de cuatro patas: los juegos de olfato.

Los juegos de olfato son una maravillosa forma de estimular a nuestros perros, de forma que se entretengan, e incluso se cansen mentalmente. Además, bien realizados no tienen el componente de estrés que tienen juegos como perseguir una pelota, por lo que son una mejor solución para perros con problemas de comportamiento. Y además estimulan uno de los sentidos más importantes y más olvidados en nuestras mascotas, como vimos en el post sobre el olfato.

Taimi olfato

Existen muchas formas de incentivar el olfato de nuestros perros. Si no están acostumbrados, puede que les lleve algo de tiempo “recordar” como usar su nariz, así que tendremos que ponérselo fácil al principio, e ir complicando los juegos poco a poco. Seguro que en poco tiempo y sin que os deis cuenta se han convertido en unos artistas capaces de resolver los juegos más complicados. Podemos unificar los juegos de olfato con los “puzzles” para perros, y pasar grandes ratos con ellos estimulando sus capacidades mentales.

En este post vamos a hablar de los juegos de olfato  más sencillos, pero no os preocupéis, en los próximos meses hablaremos de más juegos de olfato y puzzles para que podáis hacer frente al invierno juntos.

Cachorro botella

En primer lugar, vamos a ponérselo fácil, ya que si en los primeros intentos no consiguen encontrar la comida, se frustrarán y no querrán volver a intentarlo. Para perros voraces podemos usar su propia ración de pienso (y así evitaremos que engorden). En perros a los que no les atraiga su comida especialmente, podemos usar alguna chuche más apetecible, ¡pero cuidado siempre en no pasarnos con la cantidad! Podemos usar cachitos muy pequeños, ellos los olerán igualmente.

Summer olfato

El primer ejercicio consiste en coger la comida y esparcirla por el suelo de la habitación. ¿Sencillo verdad? Al principio se guiarán mucho por la vista, pero siempre habrá algún cachito que encuentren por olfato. Lo ideal es que pongamos una señal verbal para empezar los juegos de olfato “¡Busca!” Para que sepan que empezamos a jugar y para prepararles para los juegos más complicados. Cuando entiendan este juego, se lo complicamos dejando algunos trozos de comida detrás de objetos (patas de sillas,  recovecos en los que les quepa la cabeza…). Que no los vean directamente, y tengan que buscarlos. Cuando esto lo domine, se lo ponemos cada vez más difícil. Usamos diferentes alturas, algún objeto que tengan que mover como una caja encima… Para aquellos que tengan jardín, una gran forma de complicar un poco este juego, es lanzar la comida entre la hierba.

Os animo a todos a probar estos sencillos juegos, el mes que viene aprenderemos juegos algo más complicados, para aquellos que ya dominen este nivel, ¡permaneced atentos!