Archivo de la categoría: blog.

Vacaciones: las residencias caninas

Llegan las vacaciones, y con ellas surgen viajes y situaciones inusuales en el día a día.  Cada vez es más sencillo poder viajar con nuestras mascotas (ya dimos algunos consejos para ello en este blog), pero a veces no es posible que viajen con nosotros, y debemos buscar alternativas.  Las residencias caninas son una de ellas, y queremos aprovechar este blog para daros algunas recomendaciones si tenéis que dejar a vuestro perro en alguna de ellas.

En primer lugar, busca en tu entorno, pregunta y compara. Las mayoría de residencias caninas están gestionadas por verdaderos amantes de los perros, y cada uno de ellos tiene filosofías diferentes. Ninguna de las filosofías es mala por si misma, pero puede que no cuadre con nosotros o nuestra mascota. Si tenemos un perro al que le aterrorizan el resto de mascotas, seguramente no buscaremos una residencia que tenga por filosofía de trabajo tener a los perros sueltos y juntos durante largas horas. No obstante, esto puede ser ideal si nuestro perro es juguetón y sociable.

 

descarga

Una vez que hemos localizado la residencia que creemos que más nos conviene, lo ideal es contactar con ellos, y preguntar por su forma de trabajar. Lo mejor para nuestros perros suele ser que conozcan con anterioridad el lugar y la gente con la que van a convivir, y la mayoría de residencias se alegrarán de que les pidáis hacer varias visitas antes de dejarle, para que estén más tranquilos cuando llegue el día. Incluso para los perros más nerviosos y complicados, puede ser interesante reservar una o dos noches en una fecha en la que estemos nosotros disponibles, de forma que si nuestro perro lo está pasando muy mal allí, puedan avisarnos y estemos disponibles para recogerle.

Es importante que reservemos con antelación: fechas como agosto, semana santa, etc, … Son fechas muy solicitadas, y podemos llevarnos una sorpresa desagradable si tenemos nuestro viaje organizado y no tenemos plaza en la residencia.

En cuanto a alimentación, muchas residencias disponen de piensos para alimentar a nuestros perros, pero normalmente no suele coincidir con su alimentación habitual. Recomendamos llevar comida suficiente para la temporada que va a pasar allí, para no añadir al estrés del cambio de lugar y de rutina, un cambio de alimentación.

Si tenemos más de un perro, normalmente tenemos opción de dejarlos juntos: se sentirán mejor.

Si tenemos más de un perro, normalmente tenemos opción de dejarlos juntos: se sentirán mejor.

Por último, y sobre todo si vamos a viajar al extranjero o puede que no estemos localizables: dejar un teléfono de emergencia con el que puedan contactar, y que conozca el historial de la mascota, especialmente si tiene algún tratamiento crónico o ha tenido alguna enfermedad grave. Si no hay ningún familiar o amigo que pueda hacerse cargo, puede bastar simplemente con dejar el contacto de nuestro veterinario habitual: así si hay algún problema con nuestro perro, sabrán a donde llamar para informarse de su historial previo, o incluso a donde llevarle si es posible.

Mucha gente piensa que la experiencia de dejar a su mascota en una residencia puede ser muy traumática, pero si damos los pasos adecuados, no tiene porqué ser así. Yo misma suelo dejar a una de mis perras en residencia de vez e cuando, y la he habituado tan bien al lugar y a la gente, ¡que a veces no quiere irse de allí! No hay mejor señal que esa para saber que tu perro ha tenido también unas estupendas vacaciones.


Los peligros de las correas extensibles

Si habéis acudido a alguna de mis consultas o talleres, problamente me hayáis oído hablar sobre las correas extensibles, y porqué las desaconsejo. He querido escribir este blog para poder compartirlo con todos vosotros. Espero que os sea de ayuda.

Llamamos correas extensibles a aquellas que permiten alargar o acortar la largura de la correa a voluntad, mediante un botón que bloquea o recoge el restante. A priori son una buena idea, pero la realidad es que en el día a día, crean una serie de problemas, alguno de ellos graves, y por eso creo que merece la pena comentarlos.

Correa extensible

En primer lugar, pueden provocar daños físicos graves. El tipo de cinta puede provocar cortes, e incluso casos extremos amputaciones. De hecho es algo que los mismos fabricantes advierten en sus instrucciones.  Por eso debemos vigilar mucho cuando manejamos estas correas: si paseamos despistados y con la correa larga, sin darnos cuenta podemos hacerle mucho daño a otras personas o perros con las que nos crucemos.

Otro riesgo que conllevan, es que se nos caiga la parte de plástico. Por la propia forma de actuar de la correa, si se nos cae este elemento, va a “perseguir” a nuestro perro, lo que puede aterrorizarlo, ya que es un elemento grande que va golpeando el suelo. He conocido y tratado perros con auténticos traumas derivamos de una caída de una correa extensible: el perro trataba de huir, pero la correa no dejaba de perseguirle golpeando el suelo con mucha fuerza. Un descuido puede hacer que nuestro perro tenga pánico a volver a salir a la calle, o incluso en los casos más graves, que se pierda o sea atropellado mientras huye de la correa. Por este motivo también desaconsejo colgar los portabolsas de plástico del extremo de la correa.

Una correa normal, arrastrada por el suelo, no tiene porqué asustar a nuestro perro.

Una correa normal, arrastrada por el suelo, no tiene porqué asustar a nuestro perro.

Y por último, aunque sea lo menos grave, es quizá lo más importante para muchas personas, y una de las grandes razones para desaconsejar estas correas: enseñan a nuestros perros a tirar de la correa. Si lo pensáis un momento es lógico: el perro consigue más distancia de correa aplicando tensión en la correa, es decir, tirando. A los perros que han paseado con este tipo de correas es mucho más difícil enseñarles a no tirar de ellas.

Un paseo tranquilo con la correa sin tensión: el paseo ideal.

Un paseo tranquilo con la correa sin tensión: el paseo ideal.

Pero entonces ¿que correa es la más adecuada? Cada situación y cada perro es diferente, y lo ideal es aconsejar cada caso de forma individual. Pero a grandes rasgos, una correo lisa de buen material de 2 metros es el mejor material para los paseos diarios.  2 metros es el máximo que se permite en zonas en los que los perros deben pasear atados, por lo tanto estaremos paseando de manera “legal”. Además permite que nuestro perro huela, haga sus necesidades y se relacione de forma correcta, cosa que una correa más corta no permitirá.

Si tenéis problemas con la correa en el paseo, no dudéis en contactarme, estaré encantada de ayudaros en todo lo posible.


Nire animalia beldurra dauka klinikan

Zuen animaliak beldurra daukate klinikan? Blog honetan pauta batzuk emango dizkizuet bisita lasaiagoak izateko. 😉

Gure maskotarako, albaitariarengana joaten gehienetan ez da oso atsegina. Kasu batzuetan beldurra hain handia denez, gure animalia albaitariariarengana ez dugu eramaten oso gaixo egon arte. Eta hori ez da batere ona.. Horregatik aholku batzuk eman nahi dizuet bisitak klinikan errazteko.

Lehenik eta behin, ez ezazu itxaron albaitariaregana joateko arazoa sortu denean. Ahalegina egin eta txakurkume bat denetik ekarri klinikara ohitzen joateko. Hilabeten guztietan desparasitatzeko pastilla emango diogu eta berrikuste orokor bat egingo diogu. Forma honekin txikiak direnetik ohitzen ditugu klinikara. Gainera berrikustea doain da bakarrik pastilla kobratuko dizuegu. Laguntza ume bat soilik da hilabete guztiak ekar diezazkiguzuela zuen kumeei.

Muchos premios y contactos agradables hace que los perros acudan mucho más tranquilos al veterinario.

Muchos premios y contactos agradables hace que los perros acudan mucho más tranquilos al veterinario.

Garaiz iritsi ez bagara eta klinikan txakur beldurti bat bueltatu bada, kontsulta “zuriak” egiten ditugu. Kontsulta hauetan ez diegu ezer traumatiko egiten. Kontsultara pasatuko gara soilik eta sariak emateko. Batzuetan ezta ere ez gara kontsultan sartzera heltzen. Espera gelan geldituko gara. Pesuan igoko dugu (nahi badu) eta sari asko emango dizkiogu. Kontsulta-mota hauek erabiltzen dira gure animaliari erakusteko klinika dibertigarria ere izan daitekela eta gozoki-iturri haundi bat gainera 🙂

Etxean ere bai lan egin ahal duzue. Kontu handiz, hankak ikutu, atzazkalak mozten saiatu, belarriak eta begiak garbitu.. ohitu behar duzue gorputz guztia eskuztatzera eta zerbait guztiz arruntaren moduan ikus dezatela.

Lan guzti hauek egin arren, ( kontsulta zuriak, etxeko lanak) beldurra izaten jarraitzen badu, oiane, gure txakur hezitzailea,  balioetsiko du hark trata dezakeen gorabeheraren bat bada edo txakur etologo baten batek ikusi behar duen.

Consulta blanca

Gasteizetik hurbilen daukagun txakur etologoa Gloria deitzen da eta Berangon dago. Ziur gaude hark lan ona  arazoak dituzten animaliekin egiten duela eta guztiz gomendatzen dugu. Arazoren bat baduzue zuen txakurraren portaerarekin dei diezaiozuela animatzen zaituztegu.

Blog hau gusta dakizuela espero dut. Animalia bat beldurrez izatea oso frustragarria izan daiteke. Baina maitasunarekin eta egonarriarekin inoiz imajinatu ez zenituzten gauzak lortu ahal izango dituzue.

Agur bero bat.

 


Mascotas y niños

Categoría: blog.

Para un niño criarse junto a una mascota tiene grandes beneficios. Les enseña responsabilidad, convivencia, e incluso hay estudios que demuestran que hay beneficios para su salud. Todos nos imaginamos la situación ideal de un bebé durmiendo junto a su querido gato, o de un niño paseando junto a su perro, pero llegar a esa situación ideal no viene “de gratis”, requiere de algo de trabajo de nuestra parte.

niño y perro playa

En primer lugar, tendremos que tener en cuenta “quien estaba primero” en casa. Si tenemos un perro adulto y poco acostumbrado a los niños, será buena idea hacer una habituación. Ponerle cintas con sonidos típicos de bebes, pasear con él y con el carrito antes de que llegue el bebé… Cuantas más situaciones pasen a ser normales antes del gran cambio, mejor. Si tenemos dudas de como se está habituando nuestro perro, o creemos que puede haber problemas, lo mejor es contactar con un profesional antes de que llegue el bebé; son los que mejor pueden ayudarnos a dar los pasos correctos.

Si tenemos un niño y queremos introducir una mascota, tendremos que tener en cuenta ciertas cosas a la hora de decidirnos. Un cachorro se acostumbrará más fácil al niño, pero también es cierto que dan mucho trabajo, y quizá juntarnos con dos pequeños terremotos, de dos y cuatro patas, no sea la mejor idea. Si no disponemos de mucho tiempo para pasear, por ejemplo, podemos optar por un gato, pero será importante también que sea un animal tolerante con los ruidos y movimientos que pueda hacer un bebé. Lo mismo si adoptamos un perro adulto: es importante asegurarnos de que es compatible con niños.

niño y gato

Vigilancia constante: bajo ningún concepto debemos dejar a la mascota y al niño juntos. Da igual lo bien que se lleven hasta el momento, tanto el niño como la mascota pueden hacer algún gesto imprevisto y asustar o dañar al otro. Por la seguridad de todos, jamás deben quedarse solos sin supervisión.

Dado que vigilaremos todas las interacciones, observaremos ya no solo que sean seguras, sino agradables para todos. Gran porcentaje de los mordiscos dentro del hogar son dirigidos a niños, y ocurren cuando no nos damos cuenta de la incomodidad del perro en ciertas situaciones. A los profesionales del sector se nos hiela la sangre cuando vemos a un niño jugando violentamente con un perro mientras el padre dice “no te preocupes, nunca le hace nada”.

Una gran idea es incorporar al niño en los momentos más divertidos que pasemos con nuestra mascota. Incorporarle por ejemplo a las sesiones de entrenamiento hará que el perro aprenda a obedecer al niño y a verle como un miembro más del grupo, y a que lo asocie con cosas divertidas. Y a los niños les encanta participar en las sesiones.
niñas y perro paseando
Que un niño y una mascota se críen juntos puede ser una aventura maravillosa, y es la forma de formar adultos responsables y amantes de los animales. Pero pueden surgir problemas por el camino: si vais a lanzaros a esta nueva aventura, o si estáis inmersos en ella pero os cuestionáis sobre alguna situación, no dudéis en contactar conmigo, estaré encantada de ayudaros a que todo salga a la perfección.


Eutanasia y luto

Este mes vamos a tratar un tema delicado, pero creo que muy importante para tod@s. Vamos a hablar acerca de la eutanasia y lo que sucede después de tomar esta dura decisión.

Definición de eutanasia según la rae:

  1. Acto de provocar intencionadamente la muerte de una persona (en este caso animal) que padece una enfermedad incurable para evitar que sufra.
  2. 2.
    Muerte sin dolores, molestias ni sufrimientos físicos.

Tomar la decisión de eutanasiar a nuestro animalito puede ser una de las decisiones más difíciles de nuestras vidas. Sabemos lo que nos aportan nuestras mascotas. Amor, fidelidad, cariño, compañía interminable…  por eso cuesta mucho decir adiós a los que tanto nos aportan. Lo primero quiero aclarar que en esta clínica estamos a favor de la eutanasia únicamente en casos de enfermedades incurables o con perdida importante de calidad de vida, ya sea por dolor o por otras causas. (Falta de movilidad, imposibilidad para alimentarse…)

También puede estar indicada en aquellos casos en los que el animal pueda poner en riesgo su vida o la de otros seres vivos.

Eutanasiar o no a vuestras mascotas es únicamente vuestra decisión. Nadie os puede coaccionar ni a hacerlo ni a no hacerlo y nosotras siempre respetaremos vuestras decisiones.

Cuando llega el momento de eutanasiar a mi animal? 

Os puedo asegurar que cuando os recomendamos eutanasiar a vuestro animal es porque no nos queda ni la más mínima duda de que es lo mejor para él. Siempre vamos a por todas y proponeros una eutanasia es un fracaso tanto para nosotras como para vosotros, y si aún si os lo mencionamos en algún momento es porque creemos que va a ser la forma más bonita de despedirnos de él, sin dolores, sin sufrimientos y con mucho amor y cariño.

Llegado el momento…

Hay 3 opciones igual de respetables llegado el momento de eutanasiar a nuestro animal. Podemos estar presentes durante todo el proceso, quedarnos hasta que el animal esté sedado y ya no sea consciente de lo que ocurre a su alrededor, o quedarnos directamente fuera de la consulta desde el principio. Nunca debéis culparos si no sois capaces de entrar a consulta en ese triste momento, no significa que no queráis a vuestros animales o que no os importe lo que suceda dentro de la consulta. Cada persona tiene diferentes formas de afrontar una muerte, y todas son igual de respetables.

Si puedo daros mi humilde opinión, en la mayoría de ocasiones es más reconfortante para el animal que permanezcáis a su lado al menos hasta que esté sedado y ya no sea consciente de lo que ocurre a su alrededor. En el último paso no sería necesario que permanecieseis en consulta ya que puede ser traumático para vosotros y vuestro animal no va a darse realmente cuenta de que estáis ahí.

sleeping-orange-tabby-cat-14457262424S9

Duelo

Después de haber tomado esta dura decisión nuestra cabeza puede sumergirse en un mar de dudas… ¿He hecho bien? ¿ Seguro que no ha sufrido? ¿ Por qué no pedí una segunda opinión? ¿Por qué no le llevé al veterinario antes? Estas preguntas que nos hacemos son totalmente normales y forman parte de nuestro duelo. Si os ayuda mi opinión he de deciros que normalmente las personas que realmente amáis a vuestros animales hacéis siempre lo correcto y lo que en ese momento os pareció mejor para ellos. Y no debéis culparos por lo sucedido.

Siempre va a haber personas que no entiendan los sentimientos que tenemos hacia nuestras mascotas ni el dolor que vamos a sentir cuando sintamos su pérdida. Por eso, la compañía de personas amantes de los animales va a ser primordial a la hora de pasar nuestro duelo. Va a ser importante esforzarnos en hablar acerca de la pérdida y desahogarnos lo que necesitemos.

Por último, no os cerréis a compartir vuestra vida con otros animales en el futuro. Es lógico y normal que después de una pérdida no queramos volver a pasar por esa tristeza pero os privaríais de volver a sentir el amor incondicional de otro amigo y también privaríais a otro ser vivo de ser feliz junto a vosotros.

“Solo muere quien es olvidado”

Os dejo esta bonita pero triste historia. La valentía de este dueño al tomar la decisión de eutanasiar a su querido amigo sin ni si quiera estar aun en una fase terminal pero sabiendo que nada bueno le espera. Asumir lo que va a pasar  y tomar la decisión pensando únicamente en su amigo.

 

 


Consejos para ir al veterinario

Para muchas de nuestras mascotas, la visita al veterinario no es algo muy placentero. Incluso para algunas puede suponer todo un trauma. Tanto es así, que incluso los propietarios llegan a agobiarse mucho, llegando al extremo de no acudir al veterinario salvo si el animal está muy grave. Por eso queremos daros una serie de consejos para facilitar las visitas al veterinario.

En primer lugar, ¡no esperes a que ir al veterinario sea un problema para hacer algo! Si tienes un cachorro, ya sea de perro o de gato, procura acostumbrarle desde pequeño. En Veterinaria Salburua os animamos a acudir todos los meses a desparasitar en la clínica hasta que cumplan el año. Esto no sirve solo para resolver dudas o dar la desparasitación: hace que se acostumbren a venir, y a que todas estas visitas sean agradables: damos muchos premios, intentamos dar la pastilla con algo rico de comer… La idea es que vuestra mascota no quiera marcharse de lo bien que lo está pasando.

Acostumbra a tu mascota a las manipulaciones en casa. Si en casa nunca le miramos las orejas, los ojos, le cortamos las uñas, etc, será difícil que no se asuste cuando el veterinario lo haga una o dos veces al año. Tenemos que añadir al lugar extraño que un desconocido nos haga manipulaciones que no nos gustan. Por eso, si trabajamos en casa que se acostumbren a tocarles poco a poco estarán mucho más receptivos cuando tenga que hacerlo el veterinario. En casa podéis permitiros el lujo de cortar una sola uña cada día para no agobiarles y que se acostumbren poco a poco, por ejemplo. Si esperáis a que estén larguísimas para coger cita con nosotros para que se las cortemos, va a ser muy difícil que la experiencia sea agradable, y cada vez le cogerán más miedo a cortar uñas. Si no sabéis como podéis trabajar estas manipulaciones, podéis coger una cita conmigo, la educadora canina, para que os ayude en el proceso.

El veterinario no es el lugar para exigir nada. Como ya hemos dicho, es un lugar extraño, que huele a otros animales, en el que a veces puede haber varios animales distintos en la sala de espera… Seguro que tu mascota es muy obediente en su día a día, pero cuando viene a la clínica hay muchas cosas que pueden distraerle y agobiarle. Es normal que no quiera sentarse en la báscula, ya que no es tan estable como el suelo. O puede que se quiera mover por la sala de espera e investigar porque necesita oler para sentirse más tranquilo, estar sentado al lado tuyo solo le agobiará más. Por lo general un perro para sentirse tranquilo necesita oler los lugares nuevos a los que acude: una vuelta por la sala de espera sin pedirle nada ayudará mucho. Con los gatos esperaremos a estar en la consulta, una vez allí abriremos el transportín y dejaremos un tiempo para darle la oportunidad de salir por si mismo, explorar…

Si vuestra mascota tiene alguna necesidad especialcomunicádnoslo. Puede que a vuestro perro le den miedo los otros perros, que vuestro gato no haya visto nunca un perro y se sienta incómodo, o que un perro muy grande asuste a vuestro loro. Intentamos estar atentas a los estados de ánimo de vuestras mascotas, pero no les conocemos tanto como vosotros. No sintáis vergüenza en avisarnos, nada nos duele más que no darnos cuenta y que uno de nuestros clientes pase un mal rato en nuestra clínica.

Muchos premios y contactos agradables hace que los perros acudan mucho más tranquilos al veterinario.

Si lo necesitas, acude a consultas blancas. Llamamos así a consultas en las que no se realiza ningún acto veterinario, sino que se usan para acostumbrar a la mascota al veterinario. Puede que comencemos simplemente con venir a la sala de espera y que la recepcionista le de unas chuches. Después haremos que pase a la consulta sin tocarle, de nuevo intentando asociar la visita con chuches, caricias (si ellos quieren) y cosas agradables. Poco a poco, según se sientan más cómodos, introduciremos alguna manipulación, subir a la mesa… Todo esto lleva tiempo, pero mejora mucho la relación con el veterinario a largo plazo.


Nuestro Ken

Hola a tod@s! El mes pasado os hablé del caso de Ken, pero como se que muchos no entendéis Euskera y quiero que todos conozcáis su historia este mes he querido contarla en castellano.

Ken es un precioso y simpático Setter Inglés. Y cuando digo nuestro.. está mejor que dicho. Ya que es el perro de Janire, nuestra atv 😉 Quiero contaros esta historia para que quede constancia de que muchas veces pueds ocurrirles cosas a nuestros animales y no llegamos nunca a conocer el motivo del por qué les ha ocurrido.. Ya nos gustaría saber siempre que les pasa y por qué les ha pasado pero eso es algo que no está en nuestras manos y aunque hagamos todo lo posible por saberlo puede que nunca lleguemos a conseguirlo.

Ken llegó a la clínica el dia 23 de Noviembre. su dueña Janire lo trajo a la clínica muy preocupada. Como Marisol estaba en consulta en ese momento yo misma me dispuse a  hacerle la primera revisión. Janire contaba que ya en casa, Ken se había caído del sofá, y que al bajarlo a la calle también había caído por la escalera. Como es muy dormiloncete no le había dado mucha importancia pensando que podía haber sido porque estaba muy adormilado. Pero ya en la calle Ken cayó al suelo y estuvo unos segundos sin poder levantarse. Eso ya no era nada normal.. y por eso lo había traído corriendo a la clínica.  Lo primero de lo que me di cuenta es que tenía las mucosas bastante pálidas, y mostraba descoordinación. Le realizamos un electrocardiograma que fue normal. Ken padece una enfermedad cardíaca, que aunque está controlada, pensamos que quizá podía haber sido el motivo de esas caídas, pero todos los valores cardíacos eran correctos. También le realizamos unos análisis de sangre que fueron completamente normales. Se quedó en la clínica hasta la noche con fluidoterapia y enseguida empezó a recuperar el color, Janire se lo llevó a casa.

Al día siguiente Ken estuvo en el pueblo y no ocurrió ningún incidente pero el domingo empezó a tener una diarrea hemorrágica espantosa. Janire lo volvió a traer a la clínica y Marisol vino rápido a verle. Se le volvieron a realizar análisis tanto de heces como de sangre pero todo parecía normal. Volvieron a ponerle suero y a la noche volvió a casa con un poco de medicación para la diarrea.

IMG_2794

Lunes. Janire lo trajo a la clínica porque la diarrea continuaba y no veía bien a Ken. Estuvo toda la mañana con nosotras pero ese mismo mediodía empezó la odisea. Ken no se levantaba, se hacía cacas encima y estaba empezando a tener un color amarillento.. volvimos a realizarle unos análisis y bingo, ahora sí, marcaban  unos valores hepáticos nada buenos y una caída severa de la glucosa. Qué estaba pasando? Decidimos que Ken necesitaba de cuidados intensivos por eso le remitimos a Indautxu, el hospital veterinario en Bilbao.

Ken pasó 2 días en Indautxu. Hubo sospecha de leptospira, una enfermedad infecciosa que podría dar estos síntomas pero la prueba fué negativa. Finalmente se le diagnosticó una colangio hepatitis infecciosa, la causa? Nadie la sabía.. ni la hemos llegado a saber a día de hoy.

Gracias a los cuidados de Janire que pasó día y noche junto a él, nuestros cuidados y la acción de los fármacos Ken empezó a mejorar. Tanto tanto que ya casi está perfecto. En la última ecografía el hígado ya parece casi normal.

IMG_2832

Que ocurrió? Las únicas sospechas son que pudo ingerir algún tóxico o algo por la calle en mal estado.. pero no sabemos la causa exacta de por qué le ha ocurrido esto a Ken.

Espero que os haya gustado la historia. Ésta vez ha tenido un final feliz, y Ken está así de contento 🙂

ken mini

 


El respeto en el paseo

Pasear con nuestro perros es una actividad de la que nos gusta disfrutar a las dos partes, perros y humanos.No obstante, en algunos casos los paseos pueden dejar de ser algo agradable, e incluso convertirse en una pesadilla. Por eso desde este blog, queremos recordaros a todos algo muy importante cuando paseamos con nuestros perros: el respeto.

Debemos tener mucho cuidado en los parques caninos, no todos los perros tienen porqué llevarse bien con todos, o puede haber diferencias de tamaño que creen situaciones peligrosas.

Debemos tener mucho cuidado en los parques caninos, no todos los perros tienen porqué llevarse bien con todos, o puede haber diferencias de tamaño que creen situaciones peligrosas.

A todos nos encanta ver a nuestros perros correr y jugar con otros, pero no todos los perros disfrutan de esta actividad. Ya sea por miedo, porque tienen alguna dolencia física, o simplemente por su edad, algunos perros tratan de evitar los juegos con otros, e incluso pueden no querer saludar a otros perros (todos tenemos algún mal día, ¿verdad?). Por eso, llevemos a nuestro perro atado o suelto, lo ideal es que al ir a acercarnos a otro perro, preguntemos antes a su dueño. El es el que mejor conoce a su compañero, y el que podrá ayudarnos a que el encuentro acabe de la mejor forma posible. Quizá nos diga que pueden saludarse, pero no jugar porque es mayor y la artrosis hace que le duela la espalda. O quizá su perro tenga miedo de otros perros, y nos agradezca muchísimo que no nos acerquemos y que puedan disfrutar del paseo en calma. No hay nada más estresante que salir a pasear con tu mejor amigo sabiendo que le asustan los otros perros, y tener que pasar todo el paseo alerta por si un perro se acerca sin avisar.

Un paseo puede ser un gran momento de unión para todos los miembros de la familia.

Un paseo puede ser un gran momento de unión para todos los miembros de la familia.

Por esto es también muy importante que si queremos soltar a nuestro perros, tengamos trabajada una buena llamada, que nos permita controlarle y evitar que se eche encima de otros perros sin nuestro control. Muchos perros que comienzan acercándose a otros solo para jugar, al llevarse demasiados gruñidos (o incluso mordiscos) acaban teniendo miedo, y teniendo que evitar a otros perros. Todo ello, simplemente por permitirle acercarse a otros sin ningún control, y sin saber como lo recibirá el otro perro. Si no logras que tu perro venga cuando le llamas, te animo a acercarte a alguno de los talleres que imparto en la clínica, o a una clase particular conmigo. Verás como con un poco de trabajo, pronto conseguirás que tu perro acuda siempre que lo llames.

 


Gure Ken

Hilabete berria, istorio berria.

Hilabete honetan istorio desatsegin baina final onarekin kontatuko dizuet. Gure Ken-en istorioa.

Ken gure atv Janireren txakurra da. Ingeles Setter jator jator eta  mainatsua.

Azaroaren 23an klinikara ekarri zuen. Bere etxeko eskaileretik erori zen eta oso zorabiatuta zegoen. Ken-ek arazo kardiako bat dauka aspaldi eta sinkope-mota bat izan zitekeela pentsa genuen. Elektrokardiograma eta analisi batzuk egin genizkion baina dena ondo zegoen. Klinikara iritsi zenean zurbil zegoen baina gutxitara gutxi bere kolorea berreskuratuz joan zen.

Hurrengo egunean Ken herrian egon zen eta ezer garrantzitsua ez zen gertatu baina igandean diarrea hemorragikoarekin hasi zen. Marisol bizkor etorri zen klinikara hura ikusteko. Berriro ere errepikatu zituzten analisiak baina normalak ziren, seroterapiarekin egun guztian egon zen eta etxera berriro ere joan zen.

Diarrea hemorragikoa

Diarrea hemorragikoa

Zer pasatzen zitzaion? Ez genekien…

Astelehenean Janire-k berriro ekarri zuen klinikara kontrolatuta egon zedila. Goiza ondo pasatu zuen baina eguerdian kaka gainean egin zen eta ez zen ezer mugitzen. Arratsalde horretan guztiz hori jarri zen, ez zen mugitzen eta oso txarto zegoen. Analitika berria egin genion eta orain bai.. gibela oso oso txarto zeukan. Ana, gure konfidantzazko ekografista laister etorri zen eta analisiak korroboratu zituen. Ken-en gibela oso gaizki zegoen, hepatitis bat zeukan. Zergatik? Ez genekien, kasu batzuetan zerbait egoera txarrean jateagatik gerta daiteke.

Ardura intentsiboak behar zituenez eta gu gauean geratzen ez garenez Janire-k Indautxura eraman zuen korrika.

Indautxun 3 egun egon zen eta hainbat prueba egin zioten, leptospira adibidez, baina gaixotasun infekzioso guztiak negatiboak ziren. Oso gaizki pasa genuen, ez zuen pinta onik..

Jada ardura intentsiborik ez zuela behar ikusi genuenean, gure klinikara bueltatu zen. Zorionek, nahiko hobetu zen medikazioarekin, nahiz eta arriskuan jarraitu.

Gure ardurei esker eta Janire-renak batez ere, Ken pixkanaka- pixkanaka hobetzen hasi zen. Kolorea normaltasunera itzuli zen eta analisiak hobetzen zihoazen. Gaur egun, zorionez, askoz hobe dago, bere analisiak arruntak dira eta bere gibela askoz hobe dago.
Lehenago azaldu dudanez gero ez dugu aurkitu hau Ken-i gertatu zitzaion arrazoia, susma dezakeguneko bakarra pozoiren bat edo kalean zerbait egoera txarrean jan dezala da. Ken ia alta emanda dago eta jada izualdia pasatu da. 🙂

Janire gauak pasatzen zituen bere etxean, Kenen ondoan

Janire gauak pasatzen zituen bere etxean, Kenen ondoan

 


El bozal

Categoría: blog.

El bozal es una herramienta más en la educación canina, pero se ha demonizado mucho con el tiempo. Puede que sea debido a que las razas PPP están obligadas a llevarlo por ley, y la gente que tiene miedo a este tipo de animales, ha asociado su uso con agresividad y riesgo. No obstante, el bozal es solo una herramienta más, y es muy útil enseñar a nuestros perros a usarla, no solo si tu perro está obligado a llevarlo (¡en ese caso por supuesto!). En el metro de Madrid o Barcelona, por ejemplo, permiten que viajen perros pero solo si llevan bozal, y lo mismo ocurre en otros medios de transporte. Y a veces es necesario usarlos en otras situaciones, como una consulta veterinaria de urgencia en la que el perro tenga mucho dolor.

Summer es una de mis perras. Aunque se deja revisar perfectamente, siempre me gusta refrescar el uso del bozal cuando viene a consulta.

Summer es una de mis perras. Aunque se deja revisar perfectamente, siempre me gusta refrescar el uso del bozal cuando viene a consulta.

Si le ponemos un bozal a un perro sin hacer un trabajo previo y muy de golpe, vamos a crear una asociación muy negativa, que puede durarle toda la vida. Por eso es conveniente anticiparnos y enseñarles a llevarlo antes. También es importante escoger el bozal adecuado: desde este blog recomendamos los bozales de cesta como el Baskerville: permiten una mejor respiración y además permiten al perro beber agua y coger premios, algo primordial para hacer una buena asociación al bozal.

Para enseñarles a llevarlo, comenzaremos poco a poco, simplemente dando premios por acercarse a olerlo, o por moverlo cerca de su cara. Cuando el perro anticipe que cuando aparece pasan cosas buenas, pasaremos a darle premios a través del bozal, como si fuera un cuenco. De esta forma será el perro el que “se ponga” el bozal, y no al revés. Cuando haga esto con confianza, tensaremos un poco las correas de detrás de su cabeza mientras coge los premios, para que se acostumbre a la tensión, y poco a poco iremos dando pasos hasta lograr atarlo. Suele ser una buena idea que las primeras veces que lo atemos del todo, aprovechemos el rato que tiene el bozal puesto para pedirle algunos ejercicios que el perro conozca, y así estará distraído y no pensará en quitárselo.

Existen numerosos tipos de bozales. Los de tela como este pueden ser útiles para momentos puntuales, pero limitan más la respiración y hay que tener cuidado con ellos en verano.

Existen numerosos tipos de bozales. Los de tela como este pueden ser útiles para momentos puntuales, pero limitan más la respiración y hay que tener cuidado con ellos en verano.

Como veis es un proceso que no dura un solo día, pero si lo hacemos así nuestro perro no tendrá problemas para usar el bozal. En mi caso es un ejercicio que trabajo con todos mis perros, lo cual sorprende a mucha gente que los conoce. De hecho cuando los traigo a la clínica a sus revisiones y vacunas, aprovecho para trabajarlo, y se lo pongo aunque sepa que no les van a hacer daño ni va a haber malas reacciones: así si algún día pasa algo grave y lo necesitamos, no añadiremos el bozal como fuente de miedo a la situación.


1