Conoce a nuestras amigas las aves

Conoce a nuestras amigas las aves

Categoría: nuestros pacientes

CUIDADOS BASICOS DE TU AVE

JAULA

Suficientemente grande como para que pueda abrir las alas sin tocar los barrotes. Evitar pinturas o accesorios que contengan plomo.

Perchas y posaderos de diferentes diámetros y formas.

Comederos adecuados para cada especie.

Suelo con material absorbente (evitar arena de gato, mejor viruta prensada, papel, corteza...)

En lugar bien ventilado pero sin corrientes.

Proporcionar juguetes adecuados para cada especie y cambiarlos cada 6 meses.

Evitar la convivencia de individuos incompatibles en la misma jaula.

ALIMENTACION

En el mercado existen multitud de mezclas y piensos específicos para cada especie.

Añadir fruta fresca variada diariamente.

Evitar alimentos ricos en grasa como pipas, cacahuetes, patatas fritas, etc.

El chocolate y la coca cola son alimentos totalmente desaconsejados.

Los lácteos no forman parte de la dieta natural de las aves.

Como bebida proporcionar agua limpia y fresca siempre disponible.

Chocolate

- Aguacate

- Berenjenas

- Alimentos fritos y salados

- Leche (alimentos derivados de la leche, si, ya que la leche se ha fermentado y la lactosa se ha transformado)

OTROS CUIDADOS

Los suplementos de calcio y vitaminas son beneficiosos si se aportan con prudencia.

Es imprescindible que nuestro pájaro tenga acceso directo a la luz solar (sin cristal).

Se recomienda un análisis de heces cada seis meses o desparasitación interna rutinaria.

Un ave siempre disimula su enfermedad, si te parece que pueda estar mal acude al veterinario.

Vigila la longitud del pico y las uñas, si crecen demasiado hay que recortarlas.

Si la anilla empieza a estar ajustada a la pata hay que quitarla antes de que produzca daños.

RECOMENDACIONES

Si posees una especie clasificada como CITES conserva la factura de compra.

Nunca captures un animal silvestre para mantenerlo en cautividad, es muy posible que no se adapte.

Si encuentras un pájaro malherido no te lo quedes, acude a un centro de recuperación de fauna silvestre.

Si ya no puedes tener a tu ave, no la sueltes, será perjudicial para las especies autóctonas.

Cuando compres un animal de valor asegúrate de que no es portador de Psitacosis o PBFD.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.