Y Salburua tuvo su clínica veterinaria

  • 0
Veterinaria Salburua

Y Salburua tuvo su clínica veterinaria

 Salburua en Obras

Salburua en Obras

Veterinaria Salburua en obras

Veterinaria Salburua en obras

Veterinaria Salburua en Obras

Veterinaria Salburua en Obras

Veterinaria Salbura Consulta de gatos

Veterinaria Salbura Consulta de gatos

Veterinaria Salburua Recepción

Veterinaria Salburua Recepción

Llevaba ya 8 años en Mallorca cuando decidí volver a Vitoria. Elegí Salburua porque pensé en lo agradable que sería vivir en un barrio con parques y paseos peatonales, cerca del humedal, y había encontrado un local amplio y luminoso. Se llamaría “Veterinaria Salburua” A  pesar de la gran ilusión que tenía en ejercer como veterinaria en Vitoria, mi ciudad, la pena de dejar Mallorca inundaba mi corazón. Aquella tierra me había acogido muy bien, muchos eran los amigos que había hecho (y que todavía conservo), mucho había aprendido de mi maestro Joan Llull, pero mi destino estaba cerca de mi familia.

El año que siguió estuvo lleno de reuniones y despedidas, regalos y abrazos, risas y lloros. ¿Cómo decir adios a las personas que día a día llenaban mis días? Y así, con lágrimas de risa y de pena, con mis dos gatos y nuestra lora, Montxo y yo llegamos a Salburua en medio de una gran nevada en Enero del 2005.

Las obras ya habían comenzado hacía 3 meses, y todavía quedaban por delante otros cinco más. ¿Habeis vivido alguna obra alguna vez? Menos mal que todo se acaba olvidando!! ¿Recordais el enfado, cansancio, frustración cuando las cosas no quedan como queréis? Nos pasó de todo. La escayola se congeló y tuvieron que parar las obras 15 días porque la temperatura no subía de 1 grado ni de día ni de noche. La piedra para forrar la fachada tardó un mes más de lo previsto y cuando llegó no era del color que queríamos. El suelo tenía una terminación muy rugosa difícil de limpiar, y hubo que arreglarlo varias veces, pero los montadores de los muebles tuvieron que montar las encimeras y las puertas antes de que los pintores terminaran… así que al final las puertas y los muebles se acabaron manchando.

¡Cuántas noches sin dormir! ¡ cuántas conversaciones con los gremios! ¡¡Nunca más me meto en obras!! jajaja ahora me acuerdo y hace taaanto tiempo.

Y por fin el 1 de Junio de 2005 Veterinaria Salburua vió la luz, el barrio de Salburua ya tenía su clínica de veterinaria. Comencé a dormir las noches de un tirón, felíz, porque ya había encontrado mi sitio.

Gracias a todas las personas que seguís entrando en mi clínica veterinaria desde entonces, de Salburua, de otros barrios de Vitoria, incluso de otras ciudades. Gracias por confiar en todo el equipo. Espero seguir viendo vuestras caras y escuchando vuestras voces, ya sabéis dónde estamos. Os esperamos

Veterinaria Salburua Recepción 2005

Veterinaria Salburua Recepción 2005