¿Como se crean las razas?

¿Como se crean las razas?

Categoría: blog.

Gracias a los blogs de meses anteriores, sabemos que los perros no son lobos, y como se originan los primeros perros. Pero, ¿como pasamos de los primeros perros a los cientos de razas tan diferentes de la actualidad? En ese caso entra en acción la mano del hombre, que comienza a seleccionar los perros según su función, su carácter o su aspecto.  Lo más sorprendente cuando hablamos de las razas de perro, son las grandes diferencias físicas que podemos encontrar. Desde chihuahuas de apenas un kilo, hasta mastines de más de 100kg. Blancos, atrigrados, a manchas… La variedad es casi infinita. ¿Sabemos el porqué de tantas diferencias? ¿Ha seleccionado el ser humano siempre a los perros por su aspecto?

Big_and_little_dog_1

Para entender un poco mejor todo este tema de la genética, vamos a hablar del experimento Belyaev. Belyaev fue un científico ruso que a finales de los años 50, realizó un experimento en relación a la domesticación del zorro plateado, un animal muy usado por aquella época en granjas rusas para obtener sus pieles, lamentablemente. Dichos animales eran salvajes, y no llevaban demasiado bien su cautiverio, lo que causaba problemas en su manejo. Belyaev quiso “domesticar” a estos animales, por lo que comenzó a realizar una cría selectiva. Escogió el rasgo de la docilidad: aquellos animales de mejor manejo y que se acercaban más a sus cuidadores eran los reproductores. En un periodo no demasiado largo (45 generaciones), obtuvo zorros domesticados, que no tenían ningún problema de manejo. No obstante, y esta es la parte que debemos recordar en la selección de los perros, estos zorros sufrieron cambios físicos además de comportamentales. Sus colas se irguieron, su orejas empezaron a estar caídas, e incluso cambiaron de color, comenzando a tener manchas en el pelaje. Curiosamente, comenzaron a parecerse más a perros que a zorros.

belyaev

La genética es una ciencia tremendamente complicada, pero lo que podemos aprender del experimento de Belyaev, es que cuando seleccionas una característica (ya sea conductual o física) en la cría, siempre hay otras características que van asociadas a la misma. Así que aunque creamos que estamos potenciando un rasgo concreto en la cría de una raza, estaremos a su vez impulsando otros, a veces deseados, y a veces no. Así es como surgen problemas y enfermedades típicos de unas razas en concreto: al seleccionarse algún otro rasgo (un color de pelo, un tamaño menor, un tipo de orejas en concreto,…), los criadores han fijado sin saberlo dicha enfermedad en la raza.

Cada vez más se intentan realizar tests para detectar dichas enfermedades, e intentar reproducir con animales sanos. Nuestra recomendación es que si deseáis adquirir un animal de raza, os aseguréis de adquirirlo en un criador que se asegure de la salud tanto física como mental de sus animales. Recordad que en pocas generaciones, pueden aparecer muchos cambios no deseados, y los cachorros pueden acabar con muchos problemas que podrían haberse evitado.