La coneja con encephalitozoon más valiente: Zazú

La coneja con encephalitozoon más valiente: Zazú

Conocimos ha Zazú, en el 2016, antes de que cumpliera el año de edad. Era una conejita ya esterilizada, y vino apática, sin ganas de comer y con un problema dental. Al principio todo fue bien, hicimos análisis de sangre que estaban normales y la sedamos para recortar sus dientes. 5 días después la coneja estaba recuperada.

Esta es Zazú durante una de las estancias en Veterinaria Salburua

Esta es Zazú durante una de las estancias en Veterinaria Salburua

Dos meses después volvió a tener los mismos síntomas, ya pensamos que algo más podía haber detrás de una recaída… y vaya si lo había: un análisis de sangre especial desveló que está infectada de encephalitozoon, un parásito que además de problemas en los ojos y en los riñones, puede provocar anorexia y paradas intestinales. Pero no sólo eso, Ana Solas (nuestra ecografista de confianza) le realizó una buena exploración del abdomen y tenía un absceso en la zona entre la vagina y el colon. ¡Madre mia! un conejo con un absceso en el abdomen.

Intentamos tratarlo sólo con fármacos, porque débil, con una infección y con encephalitozoon, ir a quirófano con Zazú era un riesgo muy grande. Así que la dueña le mantuvo en tratamiento con antibiótico y antiparasitario durante muchos días (más de un mes)

Zazú iba mejorando, ganó peso, los análisis mejoraron también, incluso las ecografías de seguimiento. Y pensamos  todo iba por buen camino. No sabíamos la que se nos venía encima…

Dos meses después (ya era Noviembre) Zazú vino muy malita, con anemiay en la ecografía abdominal el absceso se había reproducido. No podíamos esperar más milagros, era el momento de operar a Zazú. Ella es una coneja fuerte y aguantó bien la cirugía, pudimos quitar la bolsa de pus en su totalidad y sin esparcirla por el abdomen. Pero el destino todavía nos guardaba más sufrimiento para todas. A pesar de haber tratado el Encephalitozoon  y comenzar de nuevo con antiparasitario antes de operarla, el postoperatorio de Zazú fue muy largo y duro.

Perdió toda la fuerza de las patas, no podía caminar, hubo que alimentarla con jeringas y papilla especial para conejos durante semanas. Una zona de piel muy amplia, en la pata derecha, se le murió y se le cayó. Nunca habíamos visto nada igual.

La zona amarilla entre el pelo indica un problema

La zona amarilla entre el pelo indica un problema

Y por la parte de fuera había más piel dañada

Y por la parte de fuera había más piel dañada

Como os digo fue largo, tardó 15 días en apoyar las patas, un mes en normalizarse el abdomen y 4 meses en terminar de salir el pelo nuevo.

Aquí y al apiel ha caído y el tejido rosa es nuevo y sano

Aquí ya la piel ha caído y el tejido rosa es nuevo y sano

De hecho Aitor Eguren nos ayudó tratando con laser la lesión hasta que toda la piel creció de nuevo y le salió el pelo. Fueron muchas consultas, sesiones de laser y ecografías de control, más los cuidados de su dueña lo que hizo posible que Zazú a día de hoy, más de un año después, esté estupendamente y sea una coneja felíz.

Ahora la ínuca diferencia entre las dos patas son esos pelos blancos

Ahora la única diferencia entre las dos patas son esos pelos blancos

Gracias Ainara por confiar en nosotras, poder ayudar a Zazú hace que nuestro esfuerzo diario merezca la pena.