Experiencia en el campeonato de Europa de Dogfrisbee

  • 0

Experiencia en el campeonato de Europa de Dogfrisbee

Como ya os adelanté en Julio, el último fin de semana de Agosto tuve el placer, junto con mis compañeros de la AED (Asociación Española de Dogfrisbee) de organizar el Campeonato de Europa de este año. Ha sido toda una experiencia, agotadora y formativa a partes iguales. He tenido el placer de poder ver en pista a algunos de los mejores equipos a nivel mundial, y he podido poner mi pequeño granito de arena juzgando el evento junto a grandes jueces, y aprendiendo de ellos. Esta vez no he podido competir, pero con todo el estrés, la organización… ¡No sé si mi cuerpo hubiera podido! Pero me llevo muchísima experiencia que seguro nos servirá para la competición en años venideros.

juzgando

Junto al resto de jueces, atenta a las rutinas.

Fue un evento increíble, en el que hubo risas, bailes, emoción, nervios… Una fiesta del dogfrisbee, de la que esperamos que todos disfrutasen tanto como nosotros (¡y con un poquito menos de nervios y cansancio!) Nos hemos reencontrado con viejos amigos, y hemos conocido a gente estupenda de todo el mundo, a los que esperamos volver a ver pronto.

Ver competir a Jesús y a Raimunda fue muy emocionante, y hacen que todos disfrutemos con sus geniales rutinas.

Ver competir a Jesús y a Raimunda fue muy emocionante, y hacen que todos disfrutemos con sus geniales rutinas.

 

abrazos

Equipos españoles felicitando a Ivan Escalada tras su segunda rutina.

En cuanto a los resultados, en esta prueba se unen el campeonato de Europa, en el que solo puede ganar un europeo, con la clasificatoria abierta para los mundiales, en la que puede ganar todo el mundo. La clasificatoria fue liderada por los japoneses, ocupando primer y segundo puesto, seguidos por una polaca. El campeonato de Europa fue más variopinto, y en tercer lugar tuvimos a Ivan Escalada, ¡un español dejando el pabellón bien alto! Además existen pruebas de distancia (Super Pro), en la que ganó el organizador del Europeo el próximo año y al que deseamos toda la suerte del mundo organizando el evento, y distancia extrema, que se separa en hombres y mujeres, pero con distancias muy similares en ambos podiums. Os dejo una foto resumen de los podiums:

podiums

En definitiva, una experiencia única. Espero que el año que viene podamos ir a disfrutar del próximo Europeo allí donde se organice, esta vez como competidoras.

Foto de grupo de competidores y colaboradores.

Foto de grupo de competidores y colaboradores.

Para finalizar, os dejo un vídeo resumen realizado por WiPet, uno de los colaboradores del evento: Vídeo EC17


  • 0
Dogdancing 01

El Dogdancing

El dogdancing o Freestyle canino es un deporte en el que perro y guía llevan a cabo una coreografía al ritmo de la música. Muchas veces, ambos van caracterizados, lo que le da aún más sensación de espectáculo. Para poder realizar la coreografía, el guía debe enseñar a su perro previamente multitud de trucos y movimientos. En algunas competiciones hay movimientos obligatorios, mientras que otras son totalmente libres, siempre que no se ponga en riesgo al perro o al guía.

Dogdancing 02

El heeling, que comúnmente se conoce como “junto”, es uno de los movimientos típicos de las coreografías. Normalmente suele adornarse al realizarse a diferentes velocidades, realizando giros, paradas… O incluso haciendo que el perro camine con una pata en el aire. También se realizan trucos frente a frente, o incluso se enseña al perro a andar marcha atrás, ya sea recto o en círculo. ¡La imaginación del guía puede convertir las coreografías en algo espectacular!

Este deporte puede realizarse con un solo perro y guía, o incluso con varios en la pista. Imaginaos a uno de vuestros perros tumbado mientras otro salta por encima de él… O que tu pareja y tú os unís para enseñar trucos a vuestro perro y realizar la coreografía. Este es sin duda un deporte que une y desarrolla el vínculo con nuestros compañeros de cuatro patas, y no requiere de un gran físico para realizarlo. Si es quizá un deporte que requiere buena mano y agilidad mental a la hora de premiar y enseñar las habilidades, pero estas capacidades pueden desarrollarse fácilmente con el tiempo y un buen tutor.
En las fotos de este blog podéis ver a una buena amiga, Lucka Plevová (de ascendencia checa pero que reside ahora mismo en japón) durante su gran actuación en el Crufts de este año, una de las mayores competiciones de dogdancing del mundo, y en el que logró quedar en 2º posición. A continuación podéis ver un vídeo de su magnífica actuación:

Si estáis interesados en saber cómo enseñar este tipo de habilidades a vuestros compañeros, no dudéis en acercaros a la clínica y preguntar por Oiane, estaré encantada de guiaros en vuestros primeros pasos como “freestylers”.

 

 

 


  • 0
Apport

El OCI

En España se conoce comúnmente como OCI al deporte de Obediencia Clase Internacional. Es un deporte que busca que perro y guía realicen una serie de ejercicios con gran compenetración. Este deporte se divide en clases, que varían en función de la dificultad de dichos ejercicios, hasta llegar a la Clase 3 también conocida como internacional, que es la que da su nombre a este deporte en nuestro país.

En esta disciplina se realizan ejercicios que podrían considerarse de obediencia básica y avanzada, tales como las posiciones (sentado, tumbado y en pié), el caminar en junto, o la búsqueda y el cobro de objetos. Sin embargo, no debemos olvidar que es un deporte, en el que existen las competiciones: se busca realizar estos ejercicios con la mayor exactitud y velocidad posibles. El perro debe demostrar siempre atención y una buena disposición hacia el trabajo.

El OCI ayuda mucho en el desarrollo del vínculo con nuestro perro, ya que si queremos llevarlo a niveles de competición, debemos saber que no se pueden usar reforzadores (comida, juguetes…) durante los ejercicios. Por lo tanto, debemos desarrollar un gran trabajo en los entrenJuntoamientos, de tal forma que una palabra amable, o el mismo deseo de continuar trabajando con nosotros, sea suficiente para realizar el ejercicio y que el perro mantenga su actitud positiva.

Un punto a favor de esta disciplina, es que no requiere de una gran forma física por parte del guía, como puede ocurrirnos en otros deportes como el agility, el dogfrisbee o el canicross (aunque nunca está de más que podamos seguirle el ritmo a nuestros compañeros peludos). Podríamos pensar que tampoco lo requiere del perro, pero no es cierto: pensad que el perro debe saltar obstáculos, esprintar y frenar en seco… Esos ejercicios no son aptos para un perro con problemas o con sobrepeso, primero deberemos ayudarle a ponerse en forma antes de exigirle ciertos ejercicios. Por último, debéis saber Saltoque las competiciones de OCI se organizan a través de la Real Sociedad Canina Española, por lo que si queremos avanzar en las competiciones de este deporte, nuestro perro deberá tener pedigrí o al menos un reconocimiento de raza, por desgracia los mestizos no pueden optar a trofeos ni a ir a campeonatos internacionales. ¡Eso no impide que puedan entrenar como los mejores perros de raza!
Hace unos meses tuve el placer de asistir a un seminario de OCI impartido por Dani Diaz, uno de los grandes competidores de nuestro país. Si deseáis saber más del deporte o seguir sus aventuras con sus perros, podéis hacerlo en su página de facebook, Obelution.


  • 0
Slalom

El Agility

El agility es uno de los deportes caninos más conocidos por el gran público, y que suma cada día más aficionados en nuestro país. Este deporte surgió en sus inicios como entretenimiento en los grandes concursos de belleza, y está basado en las competiciones hípicas de saltos. En el agility el perro debe superar una serie de obstáculos en un orden concreto y en el mínimo tiempo posible, siguiendo las indicaciones de su guía.

El agility une velocidad y precisión, y requiere gran compenetración entre el perro y el guía. En competición no gana solo el perro más rápido, gana también el que haya cometido menos errores. SaltoAsí, si un perro hace una pista en 40 segundos, pero tira un palo, suma una falta, y le añade 5 segundos a su tiempo total, por lo que un perro que acabe el recorrido en 43 segundos pero lo haga perfecto, ganará al más rápido. Por eso es muy importante enseñar al perro a realizar los obstáculos correctamente: los saltos no deben tirarse, las zonas de contacto (empalizada, pasarela y balancín) tienen una zona al principio y al final de diferente color que el perro debe pisar si no quiere sumar otra falta. Y el slalom debe realizarse entero sin salirse en ningún momento, y entrando por el lado correcto. Por supuesto, si no se realiza el recorrido en el orden marcado, es un eliminado, y tocará probar suerte en otra ocasión.

De cara a la competición se divide a los perros en diferentes categorías según su altura, y se ajusta la altura de los saltos de acuerdo con la de los perros. Por lo tanto, tener un perro pequeño no debe frenarte,  podrá competir a su nivel. Debemos tener precaución principalmente en perros grandes, de columnas largas o de morro chato. A los perros grandes no les conviene recibir demasiados impactos por saltar en sus articulaciones, los perros de columna larga tampoco deberían saltar en exceso ni realizar ejercicios como el slalom, y los perros de morro chato deben tener cuidado con la respiración, no sofocarse demasiado y no entrenar o competir en días de mucho calor. El resto de perros pueden practicar este deporte sin problema siempre y cuando estén en buenas condiciones físicas (nada de sobrepeso o problemas veterinarios previos).

Si estáis interesados en conocer el agility, podéis acercaros a la clínica y preguntar por Oiane, estaré encantada de ayudaros si deseáis comenzar a practicar este deporte.


  • 0
Canicross

El Canicross y el Bikejöring

El canicross y el bikejöring son deportes derivados del mushing, el trineo tirado por perros, pero que no requieren nieve, y que son algo más asequibles para el propietario medio. En el canicross un guía y un perro corren juntos una carrera unidos mediante una línea de tiro. En el bikejöring, el guía irá subido en una bicicleta de montaña, y tirarán de él entre 1 y 3 perros, también unidos a la bicicleta mediante líneas de tiro.

Estos deportes pueden parecer una forma sencilla de cansar a nuestros perros al mismo  tiempo que hacemos deporte nosotros mismos, no obstante, tenemos que tener en cuenta varias cosas a la hora de practicarlos:

En primer lugar, que ambos son deportes reconocidos, y para los que existen competiciones a las que uno puede apuntarse. Como todo deporte, requiere entrenamiento y práctica; nunca es una buena idea salir por primera vez con nuestro perro directamente a batir todos los récords.  Ellos también requieren de un entrenamiento físico, y deberemos aumentar distancia y velocidad paulatinamente. El terreno también es muy importante: los suelos abrasivos, como asfalto o ciertos tipos de caminos pueden quemar las almohadillas de nuestros perros, y deberemos evitarlos. Las competiciones tienen lugar en tierra o montaña, u ocasionalmente nieve, y las distancias suelen ser entre 5 y 10 km.

El material a utilizar es muy importante. De la misma forma que nosotros no saldríamos a correr una maratón con la ropa y los Carrerazapatos de los domingos, nuestro perro (¡y nosotros!) debe ir debidamente equipado. Nunca saldremos a correr atando a nuestro perro del collar, ya que puede lesionarse el cuello y la espalda. Así mismo, un arnés normal no es lo ideal, si vamos a correr habitualmente lo ideal será conseguir un arnés de tiro, que reparte mejor el peso, evita rozaduras y es, en definitiva, más cómodo para quía y perro. Para nosotros, un cinturón especializado que nos sea cómodo, al que unir la línea de tiro, que también es especial y lleva amortiguación.  Para bikejöring, suele ser aconsejable tener un soporte que añadir a la bici, que hace las veces de antena y que evita que la cuerda se enrede en la rueda. Por lo demás, será necesario también el arnés y la línea de tiro con amortiguación.

Debemos tener muy en cuenta la temperatura a la hora de entrenar: no es recomendable hacerlo por encima de 20º, de hecho las competiciones se hacen en épocas del año y momentos del día que aseguren una temperatura menor, o sino pueden llegar a suspenderse. No debemos empezar a entrenar con perros menores de un año, y aunque cualquier perro lo puede practicar, debemos tener en cuenta su tamaño y ajustar nuestra velocidad. Este deporte es más aprovechable con perros de entre 20 y 35kg, ya que de esta forma los perros podrán tirar de nosotros.

A los que os guste correr, os animamos a probar estos deportes, seguro que a vosotros y a vuestros perros os enganchan.


  • 0
Flip

El dogfrisbee

Como muchos de los seguidores de nuestro facebook sabréis, yo practico dogfrisbee desde hace años, y por eso he decidido hablaros de él en primer lugar.

El dogfrisbee es un deporte en el que el perro debe atrapar los discos o frisbees lanzados por su guía. ¿Suena fácil verdad? En realidad, para practicarlo bien requiere trabajo y dedicación, ya que a
diferencia de la mayoría de los deportes caninos, en los que guía y perro practican casi siempre a la vez, en este deporte el guía debe aprender a lanzar correctamente sin el perro, para que así su compañero canino tenga posibilidad de atrapar los discos. A nivel de competición existen varias modalidades, en general una que se conoce como Freestyle, y otra de distancia. En la distancia tenemos un tiempo limitado para con un solo disco conseguir que nuestro perro lo atrape lo más lejos posible dentro del campo de competición, y el mayor número de veces posible en ese tiempo. La velocidad, la precisión, la compenetración perro-guía y nuestra capacidad de lanzamiento juegan un papel muy importante en esta modalidad.
Pero suele ser el Freestyle el que atrae las miradas y la curiosidad de la gente. Durante un tiempo de entre 1:30 o 2 minutos, y acompañados por la música que elija el participante, el equipo debe ejecutar una rutina prevVaultiamente planificada usando para ello varios discos. Es aquí donde cada equipo muestra su originalidad, su compenetración, y todo el tiempo y esfuerzo dedicados. Figuras como los overs (figura en la que el perro salta por encima del guía para atrapar el disco) o los vaults (figura en la que el perro usa al guía de plataforma para impulsarse y así saltar más alto para atrapar el disco) dejan al público boquiabierto, y los aplausos y sonrisas suelen estar asegurados. Se puntúan las capacidades de guía y perro por separado, pero también como equipo. Como guía no solo debemos ser capaces de lanzar el disco de muchas formas diferentes, también debemos posicionar el disco de tal forma que nuestro perro pueda cogerlo, dar la información adecuada… El perro debe mostrar motivación, ganas y una buena capacidad física. Cualquier perro puede participar, sin importar que sea de raza o no, aunque no se permiten ciertos ejercicios como los vaults en perros muy jóvenes, pues pueden ser dañinos para su crecimiento.

Una ventaja del dogfrisbee es que atrapar el disco es un premio para el perro, por lo que para muchos perros es un ejercicio que les encanta, y que siempre están dispuestos a practicar. Esto Dogfrisbeetambién puede crear problemas en perros obsesivos o a la gente que se inicia sin muchos conocimientos, por lo que os recomendamos que busquéis la ayuda de un profesional mediante seminarios, clubs o grupos de trabajo. Bien practicado, es un deporte que aporta ejercicio físico y mental, y que desarrolla mucho el vínculo entre guía y perro. Es importante recordar también que para realizar este deporte de forma segura, nuestro perro debe de estar en forma, pues un perro con sobrepeso o problemas articulares sufrirá mucho con sus carreras, giros y sobre todo saltos.

El dogfrisbee ha avanzado mucho en los últimos años en nuestro país, y cada vez podemos encontrar más competiciones y grupos que lo practiquen. Si estáis interesados podéis investigar por internet, o si queréis, acercaos a la clínica y preguntad por Oiane, estaré encantada de ayudaros a iniciaros en este apasionante deporte. Yo misma pertenezco a la AED: La Asociación Española de Dogfrisbee. Esta asociación busca dar a conocer y desarrollar este deporte en nuestro país, mediante la organización de competiciones, seminarios de iniciación o seminarios de grandes competidores extranjeros. Si queréis informaros o haceros socios, esta es la web: www.aed-dogfrisbee.com