¿Leishmaniosis? Noooooooo

  • 0
Flebotomo que contagia la Leishmaniosis

¿Leishmaniosis? Noooooooo

Eso es lo que la mayoría de los propietarios piensan cuando les das la mala noticia. Eso es lo que yo pensé cuando vi que el test de la perra que había adoptado daba positivo. Eso es lo que pensó nuestra auxiliar Gabi cuando el test de sangre que hicimos a su galga Ona confirmamos lo que ella sospechaba: ¿Leishmaniosis? Nooooo…

¿Qué hacer cuando tu perro se ha infectado? Hay mucha información en la red, no os voy a descubrir nada nuevo. La Leishmaniosis, la enfermedad del mosquito, es una zoonosis, las personas la podemos tener. Siempre es la hembra de un flebotomo (un minimosquito más parecido a una mosquita muerta) la que pica al atardecer a perros, gatos, conejos, personas y demás mamíferos para alimentarse. Sólo lo hace en atardeceres templados, de más de 18-20 grados, sin viento y sin lluvia. Gracias a la sangre que come puede después poner huevos. El problema es algunos mosquitos tienen dentro otro parásito mucho más pequeño (leishmania), y que a la vez que chupa sangre las leishmanias entran en la piel a través de la picadura. Si el animal o persona tiene un sistema defensivo poco competente, si las células no están preparadas para rechazar el parásito, las leishmanias va pasando de la piel a los ganglios, la sangre, la médula ósea y se multiplica y multiplica. Y entonces decimos que el animal tiene leishmaniosis.

Leishmanias vistas al microscopio

Leishmanias vistas al microscopio

¿Qué puede hacer un dueño cuando le dicen que su perro tiene leishmaniosis?

Priemero decir: ¿Leishmaniosis? Nooooooo

Segundo: respirar fuerte y contar hasta 10.

Tercero: ponerse en manos de un veterinario con experiencia en la enfermedad. Menos mal que los veterinarios nos mantenemos siempre al día en nuevos tratamientos y os podemos ofrecer lo mejor para vuestro perro.

Cuarto: estar dispuesto a hacer muchas cosas el primer mes (análisis de anticuerpos, proteinograma, bioquímica para ver cómo funcionan los riñones, análisis de orina, hemograma para evr si hay anemia, incluso hospitalizar al animal)

Quinto: Teneer paciencia, el primer mes se hace muyyyyy largooooo. Parece que nunca va a ganar peso, que nunca se le va a ir esa caspa feota ni a crecer el pelo. Que la anemia no la va a superar… pero de verdad, que con un mes de paciencia, en cuanto los fármacos que matan las leishmanias hagan efecto y tengamos menos dentro del cuerpo… todo va a mejorar. Normalmente el primer mes se combina glucantime o miltefosina con aluporinol.

Boxer, Pastor Alemán, Rottweiler...algunas razas son más sensibles a la enfermedad

Boxer, Pastor Alemán, Rottweiler…algunas razas son más sensibles a la enfermedad

Sexto: Seguir con el tratamiento de mantenimiento, que habitualmente es alopurinol y se puede combinar con inmunoterapia (domperidona por ejemplo). Este mantenimiento es muy importante para que las Leishmanias se mantengan en una cantidad pequeña, que no sea capaz de hacer daño al paciente.

Septimo: Seguir con los controles que el veterinario indique, porque en estos controles se sabe si hay que volver a tratar o no, y sobre todo porque si esperamos a tener síntomas de enfermedad otra vez tendremos que volver a comenzar desde el principio.

 

Y ésto es todo lo que tenía pensado compartir con vosotros. Alimentad bien a vuestro animal con Leishmaniosis, disfrutad de él porque va a hacer una vida bastante normal, y si tenéis más dudas llamad al 945009009.

Veterinaria Salburua Gabriela Rozas Salina y Ona