El bozal

  • 0
Summer bozal

El bozal

El bozal es una herramienta más en la educación canina, pero se ha demonizado mucho con el tiempo. Puede que sea debido a que las razas PPP están obligadas a llevarlo por ley, y la gente que tiene miedo a este tipo de animales, ha asociado su uso con agresividad y riesgo. No obstante, el bozal es solo una herramienta más, y es muy útil enseñar a nuestros perros a usarla, no solo si tu perro está obligado a llevarlo (¡en ese caso por supuesto!). En el metro de Madrid o Barcelona, por ejemplo, permiten que viajen perros pero solo si llevan bozal, y lo mismo ocurre en otros medios de transporte. Y a veces es necesario usarlos en otras situaciones, como una consulta veterinaria de urgencia en la que el perro tenga mucho dolor.

Summer es una de mis perras. Aunque se deja revisar perfectamente, siempre me gusta refrescar el uso del bozal cuando viene a consulta.

Summer es una de mis perras. Aunque se deja revisar perfectamente, siempre me gusta refrescar el uso del bozal cuando viene a consulta.

Si le ponemos un bozal a un perro sin hacer un trabajo previo y muy de golpe, vamos a crear una asociación muy negativa, que puede durarle toda la vida. Por eso es conveniente anticiparnos y enseñarles a llevarlo antes. También es importante escoger el bozal adecuado: desde este blog recomendamos los bozales de cesta como el Baskerville: permiten una mejor respiración y además permiten al perro beber agua y coger premios, algo primordial para hacer una buena asociación al bozal.

Para enseñarles a llevarlo, comenzaremos poco a poco, simplemente dando premios por acercarse a olerlo, o por moverlo cerca de su cara. Cuando el perro anticipe que cuando aparece pasan cosas buenas, pasaremos a darle premios a través del bozal, como si fuera un cuenco. De esta forma será el perro el que “se ponga” el bozal, y no al revés. Cuando haga esto con confianza, tensaremos un poco las correas de detrás de su cabeza mientras coge los premios, para que se acostumbre a la tensión, y poco a poco iremos dando pasos hasta lograr atarlo. Suele ser una buena idea que las primeras veces que lo atemos del todo, aprovechemos el rato que tiene el bozal puesto para pedirle algunos ejercicios que el perro conozca, y así estará distraído y no pensará en quitárselo.

Existen numerosos tipos de bozales. Los de tela como este pueden ser útiles para momentos puntuales, pero limitan más la respiración y hay que tener cuidado con ellos en verano.

Existen numerosos tipos de bozales. Los de tela como este pueden ser útiles para momentos puntuales, pero limitan más la respiración y hay que tener cuidado con ellos en verano.

Como veis es un proceso que no dura un solo día, pero si lo hacemos así nuestro perro no tendrá problemas para usar el bozal. En mi caso es un ejercicio que trabajo con todos mis perros, lo cual sorprende a mucha gente que los conoce. De hecho cuando los traigo a la clínica a sus revisiones y vacunas, aprovecho para trabajarlo, y se lo pongo aunque sepa que no les van a hacer daño ni va a haber malas reacciones: así si algún día pasa algo grave y lo necesitamos, no añadiremos el bozal como fuente de miedo a la situación.


  • 0
dog and cat

Adaptación entre mascotas nuevas

Introducir un nuevo miembro en la familia siempre es motivo de ilusión, sea de la especie que sea. Todo animal cuando llega a un nuevo hogar pasa por un periodo de adaptación, y tendremos que tenerlo en cuenta para que se sienta cómodo y acogido. En el caso de que ya hubiera una mascota en la casa, la cosa puede complicarse un poco, ya que tendremos que tener en cuenta a los dos miembros de la familia: el nuevo y el veterano.

En primer lugar tendremos que tener muy en cuenta a nuestra mascota actual antes de pensar en ampliar la familia. Si tenemos un perro muy mayor, con problemas de artrosis y al que le cuesta caminar, tal vez introducir un cachorro muy activo no sea la mejor opción para nuestro abuelete, ya que suelen ser muy intensos, querer jugar… Aunque si lo hacemos bien y damos muchas opciones de descanso y recuperación a nuestro abuelete, puede que incluso le incentive a jugar y a pasar por una “segunda juventud”. Si tenemos un macho que no se lleva bien con otros machos, quizá lo mejor sea pensar en tener una hembra, pero entonces tendremos que tener en cuenta las medidas de seguridad para no tener embarazos no deseados.

gato y pajaro

 

También tendremos que considerar la “compatibilidad” entre nuestras mascotas sobre todo si son de especies diferentes, ya que en muchos casos estamos hablando de depredadores y presas. Si tenemos un gato muy cazador, tendremos que tener mucho cuidado si pensamos en traer a casa un ave, por ejemplo. Si tenemos un conejo y pensamos en coger un perro, tendremos que asegurarnos que la situación es segura para nuestro conejo, y será mejor que elijamos una raza con menor instinto de caza. La combinación conejo+perro de caza, aunque puede salir bien en casos muy concretos, no es a priori la mejor idea. En la mayoría de casos, y siempre que juntemos un depredador con una presa, o siempre que haya una diferencia de tamaño importante, nuestra recomendación es mantener a las mascotas separadas siempre que no haya supervisión por nuestra parte. Si tenemos un pequeño chihuahua y un gran danés no será buena idea dejarlos juntos sin supervisión por muy bien que se lleven. El gran danés puede hacer mucho daño al chihuahua simplemente jugando, al irse a tumbar…

perro grande

Si estáis pensando en aumentar la familia, os recomendamos que llaméis a la clínica y nos consultéis, estaremos encantadas de ayudaros para que todo vaya como la seda. Es preferible que os informéis y sepáis como realizar el primer encuentro antes de tener a las dos mascotas ya juntas: la primera impresión importa, ¡y mucho!


  • 0
besos

Amputaciones estéticas

Desde el año pasado por fin es ilegal la realización de amputaciones por motivos estéticos en animales de compañía, lo cual supone un gran avance en materia de bienestar animal. Hacer pasar a un animal por una cirugía cuya recuperación suele ser costosa y dolorosa parece un sinsentido, pero además quiero hablaros de las razones por las que debe evitarse desde el punto de vista de la educación canina.

¿Adivinas que soy? ¡Soy un doberman! ¿A que soy precioso con mis orejas y mi cola intactos?

¿Adivinas que soy? ¡Soy un doberman! ¿A que soy precioso con mis orejas y mi cola intactos?

Como ya hemos hablado anteriormente en otros blogs, los perros son animales muy visuales, que se comunican entre ellos por movimientos y posturas. Unas orejas hacia atrás querrán decir que el perro tiene miedo, o desconfianza, y son una señal para el otro perro para no acercarse más. Una cola que se mueve, en conjunción con otras señales (¡no todos los perros que mueven la cola están contentos!) querrá decir que el perro quiere saludar. Si amputamos estas extremidades, haremos que su comunicación sea mucho más limitada.

La cola y las orejas son partes muy importantes de la comunicación canina... ¡Y nos ayuda a mantener el equilibrio cuando jugamos!

La cola y las orejas son partes muy importantes de la comunicación canina… ¡Y nos ayuda a mantener el equilibrio cuando jugamos!

Esa falta de capacidad de comunicación provoca que estos perros tengan que hacer gestos mucho más exagerados para lograr comunicarse. Por ejemplo, un perro con la cola amputada no podrá mover solo ligeramente la cola, sino que tendrá que mover todo su tercio posterior para hacerse entender. Esto también puede asustar a otros perros, y lo que se inició como una gesto de saludo, puede acabar en una pelea si el perro con la amputación es muy insistente. En muchos casos estos perros al no lograr comunicarse con los otros y tener siempre “problemas”, acaban teniendo miedo de interactuar con otros perros, y ese miedo puede hacer que parezcan agresivos.

La cola ayuda a nuestros perros a mantener el equilibrio, y las orejas protegen los oídos de la suciedad. Anatómicamente tienen su razón de ser, y su amputación solo genera problemas. Por eso desde Veterinaria Salburua celebramos que ya no se realicen este tipo de intervenciones.


  • 0
perro persiguiendo cola

¿Por qué hace esto mi perro? Las estereotipias

Muchos de vosotros habréis visto alguna vez un perro persiguiendo su propia cola, y os habréis preguntado ¿por qué lo hace? Este comportamiento, sobre todo si se repite a menudo, es una estereotipia: un comportamiento compulsivo que se repite sin una causa aparente. Aunque a veces puedan parecer graciosas, debemos tomarnos las estereotipias como algo serio: son un indicio de que algo no va bien en la mente o en el cuerpo de nuestros amigos.

excavar

Excavar puede ser un comportamiento sano y natural en una playa, o una estereotipia si se produce en casa de forma repetitiva. Debemos prestar atención al contexto del comportamiento.

Como hemos dicho, una estereotipia es un comportamiento que se repite de forma compulsiva y sin causa aparente. Es muy importante estudiar las situación y el comportamiento de forma correcta antes de lanzar a hablar de estereotipias. Por ejemplo, cavar es una conducta natural en nuestros perros, y muchos de ellos, si tienen la posibilidad, cavarán en tierra, arena… Sin embargo, si nuestro perro empieza a rascar e intentar cavar en el suelo de casa, donde es imposible que  haga un agujero, y parece que “no puede parar”, estaremos hablando de estereotipia. Acechar también es un comportamiento típico de nuestros perros, pero si se pasan horas con la mirada fija en una sombra, o en un punto en el que no identificamos “presa” posible, también hablamos de estereotipia.

Una mirada fija y acechante, si no hay un objetivo claro, debe ser causa de preocupación.

Una mirada fija y acechante, si no hay un objetivo claro, debe ser causa de preocupación.

Las estereotipias pueden deberse a problemas físicos de nuestros perros. Por ejemplo, los movimientos extraños o repetitivos pueden ser causados por problemas neurológicos. O un problema dermatológico puede producir una dermatitis acral por lamido, en la que el perro llega a autolesionarse. Por eso es importante que acudamos siempre a un veterinario para que descarte que estos comportamientos se deban a alguna patología. En Veterinaria Salburua estaremos encantadas de atenderos y comprobar a que se debe el comportamiento de vuestros perros.

La dermatitis acral por lamido puede deberse a problemas dermatológicos o de conducta, y puede causar calvas o incluso heridas.

La dermatitis acral por lamido puede deberse a problemas dermatológicos o de conducta, y puede causar calvas o incluso heridas.

Sin embargo también podemos tener esterotipias que no tengan un problema físico asociado, en cuyo caso, requeriremos un trabajo de modificación de conducta con un profesional. Muchos de estos comportamientos comienzan como una forma de llamar nuestra atención, o como una conducta de desplazamiento, que el perro usa para aliviar su estrés derivado de otras situaciones. No es fácil determinar la causa concreta de una estereotipia, y los tratamientos variarán dependiendo de esta, por lo que no debemos intentar resolver el problema por nosotros mismos, seguramente solo lo empeoremos. Si habéis observado a vuestros perros realizando algún comportamiento repetitivo que no podéis explicar acercaos a la clínica, estaré encantada de ayudaros. Siempre ayuda disponer de un vídeo de la conducta, una imagen vale más que mil palabras.