Eutanasia y luto

Eutanasia y luto

Este mes vamos a tratar un tema delicado, pero creo que muy importante para tod@s. Vamos a hablar acerca de la eutanasia y lo que sucede después de tomar esta dura decisión.

Definición de eutanasia según la rae:

  1. Acto de provocar intencionadamente la muerte de una persona (en este caso animal) que padece una enfermedad incurable para evitar que sufra.
  2. 2.
    Muerte sin dolores, molestias ni sufrimientos físicos.

Tomar la decisión de eutanasiar a nuestro animalito puede ser una de las decisiones más difíciles de nuestras vidas. Sabemos lo que nos aportan nuestras mascotas. Amor, fidelidad, cariño, compañía interminable…  por eso cuesta mucho decir adiós a los que tanto nos aportan. Lo primero quiero aclarar que en esta clínica estamos a favor de la eutanasia únicamente en casos de enfermedades incurables o con perdida importante de calidad de vida, ya sea por dolor o por otras causas. (Falta de movilidad, imposibilidad para alimentarse…)

También puede estar indicada en aquellos casos en los que el animal pueda poner en riesgo su vida o la de otros seres vivos.

Eutanasiar o no a vuestras mascotas es únicamente vuestra decisión. Nadie os puede coaccionar ni a hacerlo ni a no hacerlo y nosotras siempre respetaremos vuestras decisiones.

Cuando llega el momento de eutanasiar a mi animal? 

Os puedo asegurar que cuando os recomendamos eutanasiar a vuestro animal es porque no nos queda ni la más mínima duda de que es lo mejor para él. Siempre vamos a por todas y proponeros una eutanasia es un fracaso tanto para nosotras como para vosotros, y si aún si os lo mencionamos en algún momento es porque creemos que va a ser la forma más bonita de despedirnos de él, sin dolores, sin sufrimientos y con mucho amor y cariño.

Llegado el momento…

Hay 3 opciones igual de respetables llegado el momento de eutanasiar a nuestro animal. Podemos estar presentes durante todo el proceso, quedarnos hasta que el animal esté sedado y ya no sea consciente de lo que ocurre a su alrededor, o quedarnos directamente fuera de la consulta desde el principio. Nunca debéis culparos si no sois capaces de entrar a consulta en ese triste momento, no significa que no queráis a vuestros animales o que no os importe lo que suceda dentro de la consulta. Cada persona tiene diferentes formas de afrontar una muerte, y todas son igual de respetables.

Si puedo daros mi humilde opinión, en la mayoría de ocasiones es más reconfortante para el animal que permanezcáis a su lado al menos hasta que esté sedado y ya no sea consciente de lo que ocurre a su alrededor. En el último paso no sería necesario que permanecieseis en consulta ya que puede ser traumático para vosotros y vuestro animal no va a darse realmente cuenta de que estáis ahí.

sleeping-orange-tabby-cat-14457262424S9

Duelo

Después de haber tomado esta dura decisión nuestra cabeza puede sumergirse en un mar de dudas… ¿He hecho bien? ¿ Seguro que no ha sufrido? ¿ Por qué no pedí una segunda opinión? ¿Por qué no le llevé al veterinario antes? Estas preguntas que nos hacemos son totalmente normales y forman parte de nuestro duelo. Si os ayuda mi opinión he de deciros que normalmente las personas que realmente amáis a vuestros animales hacéis siempre lo correcto y lo que en ese momento os pareció mejor para ellos. Y no debéis culparos por lo sucedido.

Siempre va a haber personas que no entiendan los sentimientos que tenemos hacia nuestras mascotas ni el dolor que vamos a sentir cuando sintamos su pérdida. Por eso, la compañía de personas amantes de los animales va a ser primordial a la hora de pasar nuestro duelo. Va a ser importante esforzarnos en hablar acerca de la pérdida y desahogarnos lo que necesitemos.

Por último, no os cerréis a compartir vuestra vida con otros animales en el futuro. Es lógico y normal que después de una pérdida no queramos volver a pasar por esa tristeza pero os privaríais de volver a sentir el amor incondicional de otro amigo y también privaríais a otro ser vivo de ser feliz junto a vosotros.

“Solo muere quien es olvidado”

Os dejo esta bonita pero triste historia. La valentía de este dueño al tomar la decisión de eutanasiar a su querido amigo sin ni si quiera estar aun en una fase terminal pero sabiendo que nada bueno le espera. Asumir lo que va a pasar  y tomar la decisión pensando únicamente en su amigo.

 

 


El cascabel en perros y gatos

Un hermoso gato con un bonito collar y un pequeño cascabel. Esta es una imagen bastante típica, en la que muchos no ven nada extraño. De hecho, muchas tiendas de animales venden collares de este estilo, especialmente recomendados para gatos. Y no solo los gatos “sufren” este problema, conozco más de un propietario que, por desconocimiento, ha puesto un cascabel en el collar a su perro, ya por que es un cachorro o por ser de raza pequeña porque “es que sino no lo veo y lo piso”.

perro cascabel

Los perros tampoco se libran de esta moda de los cascabeles.

Lo que a priori puede no parecer un problema, para nuestras mascotas si que lo es. Estar constantemente unidos a un cascabel que hace ruido cada vez que se mueven es una tortura para ellos, y genera muchísimo estrés y malestar. ¿Sabéis porqué?

En primer lugar, porque su oído es mucho más sensible que el nuestro. Y al estar colocado tan cerca de sus orejas, el sonido constante puede resultar terriblemente molesto. Imaginaos dar un paseo de media hora con un cascabel sonando constantemente en vuestro oído. ¿Incómodo verdad? Ahora imaginaos multiplicar el sonido por cuatro, y que en lugar de media hora, fuesen las 24 horas del día. Un sufrimiento horrible.

Para los gatos, acechar y cazar es una parte muy importante de su instinto.

Para los gatos, acechar y cazar es una parte muy importante de su instinto.

Además debemos recordar que los gatos especialmente son cazadores, para los que el ser silenciosos es terriblemente importante. Puede que vuestro gato no cace nada en vuestro piso (aunque eso habría que preguntárselo a las moscas e insectos que se atrevan a invadir su territorio), pero aún así, su instinto le pide ser sigiloso, y practicar la secuencia de caza (acechar, perseguir,…) mediante el juego. Y para eso necesita ser silencioso, por lo que el cascabel le supone un estrés aún mayor.

En los perros además, puede causarnos problemas si los sacamos con ellos a la calle. Otros perros pueden estresarse ante el constante tintineo de nuestro perro, y acabar pagándolo con él. Por todo esto, os aconsejamos que nunca pongáis cascabeles u otros elementos sonoros en los collares o arneses de vuestro animales. Ellos os lo agradecerán.

 


Cierra el ojo ¿Que le pasará?

¿Alguna vez habéis tenido una ulcera en la córnea? Si alguna vez se os ha metido un mosquito en el ojo, o un poco de arena en la playa tendréis una ligera idea de lo que eso molesta. Pues una úlcera es como si te rascaran la córnea en cada movimiento del ojo. ¿Cómo no van a cerrar el ojo los pobres animales?

Yo tengo los ojos muy secos, cada mañana me levanto como si tuviera un puñado de arena en los ojos, hasta que no pasan unos 30 minutos no puedo abrir los ojos con comodidad. ¿Qué haría yo sin las lágrimas artificiales? Así que cuando veo un perro, gato o hámster que cierra el ojo enseguida me pongo en su lugar y quiero aliviar esa molestia cuanto antes.

 

Cuando nuestro animal cierra el ojo, es posible que tenga una úlcera.

Vale, ya sabemos lo que es una úlcera, una herida en la córnea, y sabemos que duele, así que  ¿Cómo diferenciamos una conjuntivitis de una úlcera? Si la úlcera hace poco tiempo que está ahí, no se ve a simple vista con facilidad, por lo que echamos un tinte que se llame fluoresceína, que es de color verde fosforito y … así si  podemos estar seguros de si hay una úlcera en el ojo aunque sea pequeña.  Cuando ya han pasado varios días en la superficie de la córnea (que normalmente es brillante y transparente) comienzan a aparecer cambios, opacidades, zonas blancas…incluso si lleva mucho tiempo la herida se recubre de vasos sanguíneos rojos, hasta pueden aparecer manchas marrones o negras.

Para explorar bien los ojos muchas veces tenemos que sedarles a los podres, tal es el dolor que tienen y miedo a que les toquemos los ojos. Si además hay que hacer pruebas complementarias como tonometrías, ecografías o exploraciones del fondo del ojo (que tienen nombres muy raros, pero básicamente nos ayudan a saber si además de la córnea hay más estructuras del ojo afectadas)

La mancha blanquecina que veis sobre la córnea es una úlcera amplia y profunda

La mancha blanquecina que veis sobre la córnea es una úlcera amplia y profunda

En ésta ulcera ya hay vasos sanguíneos, por eso tiene ese tono rojizo

En ésta ulcera ya hay vasos sanguíneos, por eso tiene ese tono rojizo

¿Por qué tiene una úlcera en el ojo?

Hay varias causas, por ejemplo:

un cuerpo extraño, que se le haya metido algo en el ojo. No os podéis imaginar las pedazo de espigas que sacamos de entre los párpados durante los meses de verano. Sólo de acordarme cierro los ojos yo también.

que el propio animal tenga pelos o pestañas que le están rozando continuamente, por lo que además de curar la herida tendremos que solucionar ese problema añadido, porque si los pelos siguen rozando, los problemas volverán y volverán.

un arañazo de gato. Los gatos tienen unas uñas afiladísimas, y cuando se pelean muchas veces lanzan la zarpa tan rápido que pueden atravesar la córnea y encima entran bacterias por el agujerito, lo que complica el caso.

Falta de lágrima o “ojo seco” ¿Os suena? Es lo que os he comentado que me pasa a mí. La lágrima sirve para mantener húmeda y sana la córnea, y como sistema de limpieza del ojo, y si hay poca lágrima o es de mala calidad, pueden aparecer úlceras sin necesidad de que haya ninguna agresión, golpe, espiga ni nada.

Virus, si, si, los virus pueden causar ulceras en cornea, párpados, incluso lengua. Los herpesvirus por ejemplo nos pueden jugar malas pasadas en los gatos.

Exceso de exposición al aire: esto ocurre cuando los párpados no cubren del todo la superficie de la cornea en cada parpadeo, cuando el animal duerme con un ojo medio abierto (puede ser incluso después de una anestesia) cuando el ojo está más grande o más fuera de lo normal , o si hay algún problema en los párpados que impidan que se cierren sobre los ojos. Puede pasar incluso con un secador de pelo o aire acondicionado que apunte a la cara.

Una solución quiero.

Para curar una úlcera en la córnea entonces necesitaremos: quitar el dolor, evitar que se infecte (o si está infectada poner antibiótico), mientras se cura facilitar que el resto de las estructuras del ojo no se vean afectadas, y solucionar la causa. Así que algunas úlceras se curan en una semana aplicando gotas en los ojos varias veces al día y otras necesitan meses de tratamiento y cirugías, así que cada caso es totalmente distinto.  De hecho en Veterinaria Salburua dominamos varias técnicas, y si es necesario os remitimos al centro especializado Visualvet de Portugalete.

En esta ocasión elegimos una lentilla transparente, sabemos que está puesta porque tiene unos puntos negros ¿Los ves?

En esta ocasión elegimos una lentilla transparente, sabemos que está puesta porque tiene unos puntos negros ¿Los ves?

Una alternativa a la lentilla es coser la membrana nictitante de tal forma que cubra la córnea durante 2-3 semanas

Una alternativa a la lentilla es coser la membrana nictitante de tal forma que cubra la córnea durante 2-3 semanas

 

Para curar  ulceras crónicas o complicadas necesitaremos un aporte de humedad a la córnea, gotas, y muchas veces mantener la córnea tapada durante varias semanas con una lentilla, con la membrana nictitante (lo que llamamos tercer párpado), colgajos de conjuntiva, membrana amniótica.Os presentamos algunas de las soluciones para que las conozcáis, porque son sencillas y muchas veces resolutivas.

Sobre todo, acordaos de que si vuestra mascota cierra el ojo es porque le duele, así que cuanto antes llaméis al 945009009 antes os podremos ayudar.


Leslie y Belén, un equipo inmejorable

Leslie es una de nuestras pacientes más memorables. La conocemos desde que era pequeña, una bolita de algodón blanca. Belén siempre la ha cuidado inmejorablemente, peinado, alimentado con pienso Premium y seguido todas nuestras indicaciones al pie de la letra.

Leslie 1

A pesar de eso a lo largo de estos 10 años ha tenido diferentes procesos en  los que hemos tenido que ayudar para que Leslie se recuperase.

Tuvo hongos, y con ese pelazo no veáis lo que fue… meses y meses de limpiar con aspirador y vapor de agua caliente para destruir esporas (la mítica vaporeto aquí fue fundamental)

El pelo no sólo nos jugó esa mala pasada, sino que cuando intentamos darle una dieta geriátrica al llegar a los 8 años, cosa que recomendamos a todos los gatos, tuvo varios episodios de estreñimiento muy fuertes.  Leslie al ser una gata persa necesita mucha fibra en la dieta para poder defecar con frecuencia. No os podéis imaginar la de cacas y cacas que hemos explorado de Leslie, la de fotos que nos ha enviado Belén. Jajaja cualquiera que vea esos mails pensará: ¿Tanto jaleo porque una gata haya defecado? Y es que las conversaciones eran en plan: “Leslie hoy ha defecado 7 bolitas, te mando fotos” y yo contestaba” Qué bien! Que cacas más chulas!” Si alguno de vosotros tenéis un gato estreñido seguro que lo entendéis, para el resto… ni lo intentéis, seguro que os parece raro raro.

Me acuerdo perfectamente del lunes día que Belén vino muy preocupada porque Leslie no comía y en la exploración vi que tenía las encías de color amarillento. Oh! Algo muy grave pasaba. La hospitalizamos con suero y al hacer análisis nuestras sospechas se confirmaron. El hígado de Leslie estaba enfermo, muy enfermo. Era cuestión  de día que comenzara a comer y que el hígado respondiera a la medicación intravenosa… la situación era muy grave. Ya en esa ocasión hace casi 3 años Belén demostró todo lo que estaba dispuesta a hacer por su gata.  Un horario estricto de comidas y medicaciones fueron necesarios para que se recuperase, y lo consiguió. ¡No nos lo podríamos creer! ¡Qué alegría…!!

Y es que Leslie es una luchadora. Pero a pesar de ello la edad le va pasando factura. Unos quistes renales (muy frecuentes en gatos persas) le fueron diagnosticados en una ecografía. Así que tuvimos que volver a cambiar la dieta para ayudar a que sus riñones siguieran funcionando bien. También añadimos benaceprilo para ayudar a los riñones y comenzamos a analizar la orina de forma frecuente. A raíz de cambiar la dieta comenzó a crear piedritas en la orina. Hizo falta otro cambio de dieta para disolver los cálculos…y un montón de ecografías para asegurarnos de que mientras tanto los riñones, el hígado y el páncreas fueran aguantando.

Leslie vomitaba de vez en cuando, tenía eructos pero se mantenía bien de peso y el estreñimiento lo íbamos controlando, pero hace un mes tuvo otra crisis… no quería comer, varios vómitos en pocos días… y esta vez sí, en la ecografía claramente el páncreas estaba afectado. Así que tuvimos que ingresarla con suero de nuevo. Belén lo pasó fatal esos días, porque adora a Leslie y aunque siempre hace lo mejor para ella estar sin su gata en casa no era fácil. Seguro que muchos de vosotros lo entendéis.

Leslie 2

Si queréis saber más sobre el tratamiento que administramos en pancreatitis podéis leer el post de nuestro blog “Un perro que vomita puede tener pancreatitis” (http://veterinariasalburua.com/un-perro-que-vomita-puede-tener-una-pancreatitis/)

Las últimas semanas han sido largas, suero, medicaciones, comida en forma de papilla. Horarios escritos de alimentación, hasta le hemos cortado el pelo para que no se nos estriña. . Pero Belén lo está haciendo todo tan bien y Leslie es tan luchadora que comenzamos a ver la luz.  Espero que en breve os pueda confirmar que Leslie ya está bien.

Leslie 3