Cuando Argi se comió una momia

Cuando Argi se comió una momia

Todo comenzó en semana Santa de este año 2016. Argi es un perro muy activo y como a algunos les pasa cunado corren y saltan se cortó en una pata. Un corte que no debía dar demasiadas complicaciones, un poco de medicación, unas curas.. y en 15 días como nuevo.

Los dueños se encargaron de realizar las curas tal como el veterinario les había indicado, pero se dieron cuenta de que Argi mordía los vendajes, así que vinieron a Veterinaria Salburua para ponerle un collar isabelino (así es como se llaman las campanas de plástico que se usan para que no se laman una herida, muerdan una venda o rasquen un ojo)

Pasados unos días Argi estaba triste, y menos mal que sus dueños no esperaron y enseguida nos lo trajeron. Efectivamente algo pasaba, el estómago de Argi estaba lleno y vomitaba. Los análisis mostraban infección y deshidratación, pero a pesar de el suero intravenoso y los fármacos Argi no se encontraba bien. ¿Qué más podíamos hacer para ayudarle? Necesitábamos pistas…

Veterinaria Salburua obstruccion intestinal Argi (3)

Una Radiografía ayudó, las asas intestinales estaban desplazadas, demasiado juntas en la parte del abdomen más cercana al estómago. Ana Solas vino a hacerle una ecografía. ¿Qué pasaba en el intestino de Argi? ¿Imaginais lo que vimos? Argi se había comido una tela o algo similar, y le obstruía el intestino.

Ante esa situación se puede intentar que con laxantes y fibra la tela salga, en ocasiones hemos visto como perros bien pequeños llegan a defecar calcetines y prendas de ropa que han encontrado suculentas. Argi es un pointer de más de 20 kg. si se había comido unas gasas y un trozo de venda de las curas igual teníamos suerte y lo echaba. Y ese mismo día defecó dos gasas. ¡Qué contentas nos pusimos! ¿Argi se libraría del quirófano?

Por la mañana un jarro de agua fría, Argi vomita de nuevo y en la ecografía de control seguíamos teniendo tela en el intestino, así que como Manoli y Paco querían lo mejor para su perro, y volver a verle contento, decidimos no esperar más y operarle. ¡Menos mal! Una maraña de venda había entrado en el intestino pero todavía estaba enganchada en el estómago, así que teníamos 80 centrímetros de intestino delgado fruncidos y dañados. Con paciencia fuimos cortando trozos de venda y sacándolo, necesitamos 2 horas de cirugía y 5 cortes en el intestino de Argi pero la momia estaba fuera.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

A partir de entonces cada día Argi se encontraba más activo y vital, tres días después fué a casa y este mismo miércoles 27 de Abril le he quitado los puntos.

Gracias a Manoli, Paco y Sheila por confiar en nosotras y seguir todas las indicaciones. Y sobre todo gracias a Argi, que en todo momento se ha dejado cuidar y nos ha dado esta satisfacción tan grande.