Adaptación entre mascotas nuevas

Adaptación entre mascotas nuevas

Introducir un nuevo miembro en la familia siempre es motivo de ilusión, sea de la especie que sea. Todo animal cuando llega a un nuevo hogar pasa por un periodo de adaptación, y tendremos que tenerlo en cuenta para que se sienta cómodo y acogido. En el caso de que ya hubiera una mascota en la casa, la cosa puede complicarse un poco, ya que tendremos que tener en cuenta a los dos miembros de la familia: el nuevo y el veterano.

En primer lugar tendremos que tener muy en cuenta a nuestra mascota actual antes de pensar en ampliar la familia. Si tenemos un perro muy mayor, con problemas de artrosis y al que le cuesta caminar, tal vez introducir un cachorro muy activo no sea la mejor opción para nuestro abuelete, ya que suelen ser muy intensos, querer jugar… Aunque si lo hacemos bien y damos muchas opciones de descanso y recuperación a nuestro abuelete, puede que incluso le incentive a jugar y a pasar por una “segunda juventud”. Si tenemos un macho que no se lleva bien con otros machos, quizá lo mejor sea pensar en tener una hembra, pero entonces tendremos que tener en cuenta las medidas de seguridad para no tener embarazos no deseados.

gato y pajaro

 

También tendremos que considerar la “compatibilidad” entre nuestras mascotas sobre todo si son de especies diferentes, ya que en muchos casos estamos hablando de depredadores y presas. Si tenemos un gato muy cazador, tendremos que tener mucho cuidado si pensamos en traer a casa un ave, por ejemplo. Si tenemos un conejo y pensamos en coger un perro, tendremos que asegurarnos que la situación es segura para nuestro conejo, y será mejor que elijamos una raza con menor instinto de caza. La combinación conejo+perro de caza, aunque puede salir bien en casos muy concretos, no es a priori la mejor idea. En la mayoría de casos, y siempre que juntemos un depredador con una presa, o siempre que haya una diferencia de tamaño importante, nuestra recomendación es mantener a las mascotas separadas siempre que no haya supervisión por nuestra parte. Si tenemos un pequeño chihuahua y un gran danés no será buena idea dejarlos juntos sin supervisión por muy bien que se lleven. El gran danés puede hacer mucho daño al chihuahua simplemente jugando, al irse a tumbar…

perro grande

Si estáis pensando en aumentar la familia, os recomendamos que llaméis a la clínica y nos consultéis, estaremos encantadas de ayudaros para que todo vaya como la seda. Es preferible que os informéis y sepáis como realizar el primer encuentro antes de tener a las dos mascotas ya juntas: la primera impresión importa, ¡y mucho!