La camaleona que se aferraba a sus huevos

La camaleona que se aferraba a sus huevos

Os presento a Nahia, una camaleona de la especie Chamaeleo calyptratus que a pesar de estar todavía en crecimiento ya ha tenido retención de puesta. Y es que aunque a los 6 meses las camaleonas ya son fértiles no es bueno para ellas tener una puesta hasta que son más grandes, porque es frecuente que les cueste echar los huevos. En el mes de Marzo le hicimos una radiografía y encontramos por casualidad unas estructuras redondeadas ¡Nahia estaba en ovogénesis!

La ovogénesis es la formación de huevos, primero se forman las yemas, van creciendo, y cuando ya el tamaño es casi el definitivo alrededor se forma la cáscara. En el caso de los camaleones la cáscara no es tan dura como la de un ave, son más blanditos y flexibles. En el caso de Nahia las yemas crecían y crecían (desde 7 mm hasta 12 mm) pero la cáscara no se formaba.

Las manchas redondas colocadas a la derecha son los huevos sin cáscara

Las manchas redondas colocadas a la derecha son los huevos sin cáscara

 

En estos casos es muy importante tener contralada la temperatura del terrario, tanto de día como de noche (la zona más caliente esta a 26ºC, 22 grados zona fría y punto caliente de 30 ºC) la humedad, ventilación y un lugar apropiado para que la camaleona pueda hacer un túnel y enterrar o esconder los huevos (en su caso un taper con turba húmeda puede servir)

Además dar calcio en la dieta y el aporte de una iluminación adecuada con rayos UVB especial para reptiles es imprescindible para que la camaleona crezca bien y para que los huevos se terminen de formar y consigan ver la luz. A pesar de que Nahia contaba con todo lo necesario, estábamos frente a una retención de puesta.

 

En este caso su propietario ha sido muy cuidadoso, la ha cuidado muy bein, ha estado pendiente de forma constante y ha venido a todas las revisiones que Nahia ha necesitado. Menos mal, porque sin un propietario así el final posiblemente habría sido muy distinto.

Nahia seguía comiendo tres grillos diarios hasta Septiembre que comenzó a tener peor humor y ya no tenía tanto apetito. Su dueño nos expresó su preocupación y que deseaba operarla para así terminar con este episodio y evitar en el futuro problemas de retención de puesta.

 

Antes de la cirugía Ana Solas vino a hacer una ecografía para valorar la cavidad celómica de Nahia en su totalidad, así comprobamos que el hígado de Nahia estaba ya comenzando a funcionar mal.

Además hicimos análisis de sangre, la GOT (una transaminasa del hígado) confirmaba el daño hepático y la CPK también estaba muy elevada. Los globulos blancos elevados indicaban inflamación e infección, esperar más sólo iba a empeorar la situación. Así que comenzamos a hidratar a Nahia con líquidos orales, administramos antibióticos y un antiinflamatorio y tras estabilizarla durante 5 días había llegado el momento, teníamos que ayudar a Nahia y sacar esos huevos.

Ya anestesiada, intubada y con el monitor puesto

Ya anestesiada, intubada y con el monitor puesto

En éste caso quería tener apoyo de otro compañero experimentado y con el consentimiento de su dueño, me llevé a Nahia a Getxo, a la clínica Maidagan.

Siempre pensamos en la mejor opción para vuestras mascotas, y en esta ocasión estoy contenta de haberme decidido por contar con la Ayuda de Asier y Cristina porque son unos grandísimos profesionales. Por cierto, las fotos de la cirugía nos las han cedido para que os las podamos enseñar que no todos los días se ve una cirugía de un camaleón.

Los huevos sin cáscara que no querían salir

Los huevos sin cáscara que no querían salir

Cuando escribo este post estamos a punto de quitar los puntos a esta gran campeona, porque en 120 gr. de camaleón hay un espíritu de lucha de gigante.

Por cierto, tanto en Veterinaria Salburua como en Maidagan todos estamos enamorados de Nahia, que ha recuperado el apetito y su buen humor. Así que esperamos que siga creciendo y que nosotras sigamos viéndola porque nos alegra el día cuando viene.


1