Viajar con nuestras mascotas

  • 0
perro coche

Viajar con nuestras mascotas

Llega agosto, las vacaciones, y toda la familia está deseando viajar y disfrutar de un merecido descanso. Cada día encontramos más hoteles, apartamentos, etc. que aceptan a nuestras mascotas, es más, ha surgido un nuevo tipo de turismo ¡con casas rurales pensadas especialmente para ellos! Existen numerosas webs en las que podemos localizar alojamientos a los que pueda acudir toda la familia. Los perros, gatos e incluso los conejos o aves son animales de costumbres… ¿Cómo podemos facilitarles el cambio que suponen las vacaciones?

vacaciones

En primer lugar, tengamos en cuenta el viaje. ¿Cómo vamos a desplazarnos? Lo más habitual si viajamos con animales suele ser el coche. Muchas veces, nuestras mascotas solo viajan en coche para trayectos breves. Algunos, como muchos gatos, ¡solo para ir al veterinario! Si les acostumbramos previamente al medio de transporte en cuestión, nuestro viaje será mucho más placentero. Si vamos a usar un transportín, lo cual es muy recomendable para viajes largos, debemos acostumbrarles primero. Lo ideal es buscarles un hueco en casa y dejarlo abierto. Cada vez que nuestro perro o gato se acerquen a el, o incluso entren, les premiaremos. Incluso podemos dejar allí su comida, o unos premios apetitosos para que se encuentren cuando pasen por ahí. Una vez que hayan perdido el miedo a entrar, cerraremos la puerta, tiempos cortos al principio, sin que se agobien. Así, podremos meterles fácilmente cuando llegue el viaje, y lo verán como un sitio tranquilo durante el viaje. Recordar también que el transportín debe tener un tamaño adecuado: ni demasiado grande ni demasiado pequeño. Los empleados de tiendas especializadas podrán ayudaros a escoger el ideal.

Por si teníais alguna duda... ¡Yo también voy!

Por si teníais alguna duda… ¡Yo también voy!

Si nuestra mascota se marea y suele vomitar, acercaos por la clínica y avisadnos con antelación. Disponemos de medicamentos que previenen el mareo, y hará que nuestras mascotas no le cojan manía al coche. Todos sabemos que un mal viaje le estropea las vacaciones a cualquiera. Debemos parar cada pocas horas para pasear a nuestros perros y dejar que estiren las patas y hagan sus necesidades. A los gatos podemos acostumbrarles previamente a llevar un arnés, y en ese caso también podremos sacarles a estirar las patas.

gato vacaciones

Una vez llegamos a nuestro destino en el caso de los perros, lo mejor es darles un buen paseo por los alrededores. Todos estamos cansados y deseando deshacer las maletas, pero eso evitará problemas como que nuestro perro marque parte del mobiliario, o que muerda algo que no deba. Una vez hecho esto, dejaremos que explore la casa tranquilamente (esto también para los gatos). Una idea genial es adelantarnos y colocar en el sitio que vaya a estar su camita, su arenero, y sus comederos. De esta forma, tendrán algo familiar y reconocible cuando lleguen.

Y ahora ¡a disfrutar! Una última puntualización: tengamos mucho cuidado con las medidas de “seguridad”. Cuidado con ventanas abiertas, o posibles vías de escape para nuestros gatos, y revisad bien el perímetro si vamos con nuestro perro a una casa con jardín. Todos estamos más relajados en vacaciones, pero un despiste puede hacer que nuestra mascota se escape, se desoriente al ser un sitio nuevo, y que no sepa volver. Y recordar que la vuelta de vacaciones puede ser dura para todos, incluidas las mascotas.