Albaitari erizaina

  • 0
Veterinaria Salburua ATVS

Albaitari erizaina

Kaixo berriz guztioi! Albaitari erizaina, eta zer da hori?

Seguro nago askok pentsatzen duzuela. Triste da baina gure lanbidea oso geldi dabil. Eta esaten dut oso geldi dabilela ez esateko zuzenean ez dabilela. Inork ez gaitu ezagutzen eta inork ez daki zer egiten dugun gure lan postuan. Gure profesioa errekonozituta dago baina oraindik ez daukagu ezta titulazio ofizial bat ere. Eskola pribatuetan ikasi behar dugu, diru asko ordaindu eta ez hala ere, ez dugu titulu ofizial triste bat jasotzen.

Goiatz hospital

Hasiko gara lehen puntutik.

Nik ez nahi nuen albaitaritza ikasketak ikasi. Nik ez nahi nuen mediku bat izan, diagnostikoak egin ezta kirurgiak. Nik laboratorio frogak egin nahi nituen, eta gaixoei odola atera, eta ospitalean zeuden gaixoak zaindu. Zauriak sendatzea, kirurgietan eta kontsultetan laguntzea,  kateterrak ipintzea, eta hainbat gauza gehiago. Zorionez, nire familia ekonomikoki lagundu zidan eta kurtso pribatu bat ikasi ahal izan nuen. Titulu ofizial ez daukan kurtso bat.

Duela urte batzuk, albaitari erizainentzat titulu ofizial bat sortu zuten. BOEn agertzen zen eta erizain guztiak poz pozik geuden, azkenik titulu ofizial bat!!

“Nuestro gozo en un pozo”, oraindik itxaroten ari gara gure ikasketak ematen dituen institutu edo unibertsitate bat. Espaina guztian ezta unibertsitate bat ematen ditu gure ikasketak. Zertarako orduan BOEn agertzen zena?

Inglaterran, Alemanian, Australian, Estatu batuetan….munduko leku askotan titulu ofizial bat dituzte erizainak, zergatik hemen ez? Eta horrela jarraitzen dugu 2016an.

Uste dut ez dugula asko eskatzen. Bakarrik ikasi nahi dugu gustatzen zaiguna eta hitzarmen justu bat izan.

Nik nire lana maite dut. Goizeetan klinikara heldu eta ospitalera joten naiz, ea nola dabil atzo utzi nuen katua, edo txakurra, edo agaporni, edo iguana ikustera. Gainera nire klinikan animali espezie asko ikusten ditut eta hori ere gustatzen zait. Beti gauza berriak ikasten ditut, urtero kongresuetara joaten naiz eta oso ondo pasatzen dut. Lan perfektua da. Bakarrik falta zaigu titulu bat. Errekonozimendu bat. Eta merezitako hitzarmen bat.

Goiatz y Omega

Egunen batean lortuko dugu? Ez dakigu, baina ez gara menderatuko. Jarraituko dugu lan egiten, albaitari erizan elkarteak sortzen. Laister, egun batean, lortuko dugu!


  • 0
Veterinaria Salburua urgencias veterinarias

Urgencias veterinarias: Buenas noches Vitoria

¡Qué nervios las primeras veces que dices eso! Estás en tu casa, durmiendo en la cama, o en una comida familiar, o simplemente viendo la tele y: “piruri piruri piruri” suena esa cancioncilla graciosa que le has puesto al móvil de urgencias para que al sonar te alegre la vida…y a la que en breve la vas a tomar un poquitito de manía. Y es que sobre todo los primeros meses son muchas las preguntas que se agolpan en tu mente: ¿Podré ayudar yo sola al paciente? ¿Llegaré a tiempo? ¿Y si es una torsión de estómago (es una de las urgencias que necesita más personal y actuar rápido? ¿Se enfadará mi familia si me levanto de la mesa y me voy? Inspiras profundo y descuelgas.

Después escuchas la voz de alguien conocido al otro lado: “Hola Marisol, soy la dueña de Sombra” Entonces  te acuerdas de cómo sombra ronroneaba en la consulta mientras intentabas auscultarla, y ya como que te relajas. ¿Qué le pasará a Sombra? Pobre, no quiero que le pase nada malo a esa bola de pelo tan simpática. “Buenas noches, dime, qué le pasa a Sombrita?” “Verás, hoy no ha querido comer en todo el día, y me acabo de encontrar un vómito en la alfombra del baño”

Así que ya se te pasan los nervios, el miedo y todo, ahora sólo quieres ayudar a Sombra y a su dueña, y por el camino a la clínica vas repasando los diagnósticos posibles para una gata de 3 años que no come y vomita, las pruebas que te ayudarían a encontrar la respuesta correcta, dónde está cada uno de los fármacos que vas a necesitar..

La verdad es que la mayoría de los dueños entienden que si atiendes a su mascota en un horario en que la clínica veterinaria está cerrada eso es una urgencia y están dispuestos a pagar más dinero para no tener que esperar hasta el día siguiente o hasta el lunes, porque no quieren ver a su animal pasarlo mal sin hacer nada al respecto. Pero realmente, la cosas que ocurren en “horario de urgencias” no siempre coinciden con urgencias médicas veterinarias. Una urgencia es un proceso que si no lo tratamos en pocos minutos u horas tiene muchas posibilidades de empeorar rápidamente. ¿Sabes qué síntomas pueden indicar que has de acudir rápido al veterinario? Vómitos repetidos en el tiempo, respiración agitada, color pálido o amoratado de la lengua y las encías, un ojo cerrado, un gato que va muchas veces a la bandeja porque no puede orinar,si tu animal está aturdido o frío, una hembra de parto que lleva más de dos horas sin expulsar un cachorro… y hay cosas que no son preocupantes en un perro adulto pero si en un cachorro, como por ejemplo un pequeño que no come o tiene diarrea. Y no digamos ya en un conejo, casi todo es una urgencia en un conejo: heces pequeñas, no querer caminar, diarrea, mocos, unas horas sin comer…así son los conejos y los cobayas.

Por todo ésto, porque sabemos que en una de esas situaciones urgente os gusta tener cerca a vuestra veterinaria, nosotras tenemos un servicio de urgencias  telefónicas (tenemos un móvil siempre con nosotras). Si tienes una urgencia de Lunes a Viernes de 9 a 21 horas o el sábado de 9 a 18 horas puedes llamar al 945009009, pero si Veterinaria Salburua está cerrado, en el contestador saldrá el teléfono de urgencias 685756752 y Nagore, Amaia o Marisol te dirá: “Veterinaria de urgencias, buenas noches”

Equipo de Veterinarias de Veterinaria Salburua

Equipo de Veterinarias de Veterinaria Salburua

 

 

 


  • 0
Veterinaria Salburua

Y Salburua tuvo su clínica veterinaria

 Salburua en Obras

Salburua en Obras

Veterinaria Salburua en obras

Veterinaria Salburua en obras

Veterinaria Salburua en Obras

Veterinaria Salburua en Obras

Veterinaria Salbura Consulta de gatos

Veterinaria Salbura Consulta de gatos

Veterinaria Salburua Recepción

Veterinaria Salburua Recepción

Llevaba ya 8 años en Mallorca cuando decidí volver a Vitoria. Elegí Salburua porque pensé en lo agradable que sería vivir en un barrio con parques y paseos peatonales, cerca del humedal, y había encontrado un local amplio y luminoso. Se llamaría “Veterinaria Salburua” A  pesar de la gran ilusión que tenía en ejercer como veterinaria en Vitoria, mi ciudad, la pena de dejar Mallorca inundaba mi corazón. Aquella tierra me había acogido muy bien, muchos eran los amigos que había hecho (y que todavía conservo), mucho había aprendido de mi maestro Joan Llull, pero mi destino estaba cerca de mi familia.

El año que siguió estuvo lleno de reuniones y despedidas, regalos y abrazos, risas y lloros. ¿Cómo decir adios a las personas que día a día llenaban mis días? Y así, con lágrimas de risa y de pena, con mis dos gatos y nuestra lora, Montxo y yo llegamos a Salburua en medio de una gran nevada en Enero del 2005.

Las obras ya habían comenzado hacía 3 meses, y todavía quedaban por delante otros cinco más. ¿Habeis vivido alguna obra alguna vez? Menos mal que todo se acaba olvidando!! ¿Recordais el enfado, cansancio, frustración cuando las cosas no quedan como queréis? Nos pasó de todo. La escayola se congeló y tuvieron que parar las obras 15 días porque la temperatura no subía de 1 grado ni de día ni de noche. La piedra para forrar la fachada tardó un mes más de lo previsto y cuando llegó no era del color que queríamos. El suelo tenía una terminación muy rugosa difícil de limpiar, y hubo que arreglarlo varias veces, pero los montadores de los muebles tuvieron que montar las encimeras y las puertas antes de que los pintores terminaran… así que al final las puertas y los muebles se acabaron manchando.

¡Cuántas noches sin dormir! ¡ cuántas conversaciones con los gremios! ¡¡Nunca más me meto en obras!! jajaja ahora me acuerdo y hace taaanto tiempo.

Y por fin el 1 de Junio de 2005 Veterinaria Salburua vió la luz, el barrio de Salburua ya tenía su clínica de veterinaria. Comencé a dormir las noches de un tirón, felíz, porque ya había encontrado mi sitio.

Gracias a todas las personas que seguís entrando en mi clínica veterinaria desde entonces, de Salburua, de otros barrios de Vitoria, incluso de otras ciudades. Gracias por confiar en todo el equipo. Espero seguir viendo vuestras caras y escuchando vuestras voces, ya sabéis dónde estamos. Os esperamos

Veterinaria Salburua Recepción 2005

Veterinaria Salburua Recepción 2005